Publicidad

La digestión de alimentos puede dividirse en dos tipos de fenómenos, los mecánicos y los químicos. Así, se puede hablar de digestión mecánica para referirse a los procesos digestivos que divididen los alimentos en partículas más pequeñas únicamente mediante procesos mecánicos que no afectan a la composición química del alimento. Estos procesos están destinados principalmente a facilitar el paso de los alimentos por el tracto digestivo y a facilitar la acción de la digestión química. Uno de los mejores ejemplos de digestión mecánica es la masticación, el proceso de triturado de la comida por acción de los dientes. Ambos tipos de digestión se combinan en el aparato digestivo para procesar los alimentos, absorber los nutrientes y minerales y eliminar los desechos.

Masticación

La masticación es una parte de la función digestiva que consiste en la trituración de los alimentos ingeridos. Es un fenómeno puramente mecánico que está presente en muchísimos animales, incluido el hombre. En el hombre la masticación es realizada por los dientes, en especial por los molares, en coordinación con la lengua y las mejillas. El triturado rompe los alimentos en piezas más pequeñas que son más fáciles de digerir al aumentar la relación superficie-volumen, lo que deja expuesta mucha más superficie para la acción enzimática posterior.

Durante la masticación se produce, por acto reflejo, un aumento de la salivación que lubrica el bolo alimenticio en formación facilitando el triturado y la posterior deglución. La saliva también contiene enzimas que comienzan la digestión química en la propia boca dirigida especialmente a los hidratos de carbono.

Digestión mecánica fuera de la boca

Fuera de la boca hay muy poca digestión mecánica. Los músculos del estómago, al expandirse y contraerse, realizan digestión mecánica, lo mismo que ocurre con los movimientos de la musculatura lisa del intestino. Los movimientos que se producen a lo largo del intestino durante la digestión se denomina peristaltismo. En estos movimientos intervienen dos grupos musculares simultáneamente: músculos circulares y músculos longitudinales. Se van contrayendo y relajando de forma alterna haciendo que el contenido del intestino vaya avanzando.

Publicidad

Digestión química

La digestión química son todos los procesos químicos que tienen lugar durante la digestión. Afectan a la estructura y composición química de los alimentos rompiéndolos y transformándolos en compuestos que pueden ser absorbidos y utilizados por el organismo.

La digestión química comienza en la boca por acción de la saliva. La saliva está compuesta en un 98% por agua y contiene enzimas que comienzan a digerir la comida tan pronto como es introducida en la boca. En el estómago la digestión química ocurre principalmente por acción de enzimas y del ácido clorhídrico (HCl). La combinación de las enzimas y el bajo pH que proporciona el ácido clorhídrico también ayuda matando a las bacterias y gérmenes que haya en la comida. La comida masticada y salivada que entra en el estómago se llama bolo alimenticio y se llama quimo cuándo sale de él y pasa al intestino transformado por acción del ácido clorhídrico y enzimas estomacales.

El quimo en el intestino recibe tres líquidos con enzimas que continuarán con su digestión química. Estos líquidos son la bilis, el jugo pancreático y enzimas secretados por la mucosa del intestino delgado. El quimo deja el intestino delgado y pasa al intestino grueso dónde se absorben la mayoría de nutrientes y agua. Los desechos son finalmente expulsados por el ano en forma de heces.

Publicidad