Publicidad

El vendaje de presión, también llamado vendaje de compresión o vendaje elástico, describe una amplia variedad de tipos de vendajes que tienen en común el objetivo principal de ejercer presión, aunque pueden ser utilizados con fines diversos.

Uno de los principales efectos del vendaje de presión es la reducción del flujo sanguíneo. Este efecto se debe a la reducción del volumen de los vasos sanguíneos al comprimir y gracias a él se obtienen los beneficios terapéuticos más importantes del vendaje de presión, como es la prevención de hemorragias o la disminución de la inflamación.

Evitar hemorragias

Aplicar un vendaje de presión sobre una herida sangrante puede ayudar a prevenir una pérdida excesiva de sangre y evitar una hemorragia. El objetivo del vendaje de presión es hacer el sangrado más lento, idealmente lo suficiente para que la coagulación natural sea posible. Además de parar el sangrado, el vendaje protege la herida y reduce la posibilidad de infecciones.

El vendaje de presión es muy útil en el contexto de los primeros auxilios y situaciones de emergencia. El vendaje se puede aplicar sobre gasas absorbentes para facilitar la reducción del sangrado y evitar grandes hemorragias en grades heridas. En caso necesario se puede aplicar con cualquier tejido que se tenga a mano hasta que llegue asistencia profesional.

Publicidad

Reducir inflamación. Esguinces y otros traumatismos.

El vendaje de presión, al ejercer una presión constante y estable sobre los vasos sanguíneos, consigue reducir la inflamación, muy útil en caso de contusiones, tensiones musculares y esguinces. Además, el vendaje de presión se puede utilizar para limitar el movimiento de articulaciones, lo que también es muy útil en muchos tipos de traumatismos.

Mejora del retorno venoso. Varices.

El vendaje de compresión puede ayudar a mejorar el retorno venoso, además de reducir la extravasación de líquido e hinchazón que produce un retorno venosos ineficiente. Ese efecto se consigue aplicando el vendaje de forma que ejerce mayor presión en la parte más distal de la extremidad y menor presión en la parte más proximal.

Al mejorar el retorno venoso, el vendaje de presión mejora afecciones como las varices y las úlceras venosas; también mejora síntomas asociados al retorno venoso como la hinchazón de pies o piernas cansadas.

Presión para mejorar el retorno venoso
La presión progresiva en las extremidades mejora el retorno venoso

Publicidad