Publicidad

La sarna es una infestación parasitaria en la piel producida por ácaros, es un tipo de acarodermatitis. La sarna tiene una distribución cosmopolita y multiespecie, se da en todo el mundo y en muchos tipos de mamíferos, no solo en el humano.

La sarna humana, también conocida como escabiosis, es producida de forma específica por la especie Sarcoptes scabiei. Es un ácaro muy pequeño: la hembra, que es más grande que el macho, apenas llega al medio milímetro de largo. Excava galerías y madrigueras debajo de la capa córnea de la piel. Al final de las galerías aparecen zonas más amplias dónde ponen huevos y se reproducen. Las larvas pueden abandonar las galerías para infestar otras zonas de la piel o a otro individuos, contagio que se produce por contacto.

El principal síntoma de la sarna es el picor intenso producido por una reacción de tipo alérgico que desencadena el cuerpo del parásito. El picor se suele intensificar por la noche y con el calor. Es característico observar surcos grisáceos, correspondientes a las galerías que excava el ácaro, junto a pápulas eritematosas y costras hemáticas, estas últimas fruto del rascado. Pueden aparecer heridas con infecciones secundarias por microorganismos.

En pacientes con el sistema inmune comprometido, por ejemplo pacientes con SIDA, puede aparecer sarna hiperqueratósica, comúnmente llamada sarna noruega. Este tipo de sarna no presenta picor y se desarrollan escamas de queratina similares a la psoriasis en amplias zonas del cuerpo.

Tratamiento

La sarna se puede tratar de forma efectiva con varios medicamentos escabicidas, siempre bajo diagnóstico y prescripción médica. El tratamiento incluye también el lavado a alta temperatura de ropa y textiles del hogar que hayan estado en contacto con la persona infestada al menos en los últimos tres días, por ejemplo sábanas, mantas y toallas.

Dada la facilidad de contagio, el tratamiento se suele recomendar a las personas cercanas que hayan tenido contacto reciente y prolongado con la persona infestada, teniendo en cuenta que los primeros síntomas pueden tardar en aparecer 3 o 4 semanas.

Permetrina

La permetrina, un insecticida-acaricida con muchísimas aplicaciones, no solo como medicamento, es el tratamiento de elección general contra la sarna. Se aplica en crema o loción por todo el cuerpo desde el cuello hacia abajo sin dejar ninguna zona de piel sin tratar, incluso las que no muestren síntomas, de modo que las posibilidades de que algún parásito sobreviva sean las mínimas.

Se recomienda realizar la aplicación por la noche, antes de ir a dormir, y dejar actuar al menos 14 horas. Se puede retirar con una ducha normal. Las sábanas, pijama y otros textiles utilizados se deben lavar y secar a alta temperatura.

Publicidad

Una sola aplicación de permetrina suele ser suficiente para terminar con la infestación, ya que la permetrina mata a huevos, larvas y adultos. No obstante, algunos médicos recomiendan una segunda aplicación entre 3 y 7 días después de la primera. En cualquier caso, no se debe aplicar una segunda vez sin que sea prescrito por el médico. La sarna hierqueratósica puede requerir múltiples aplicaciones así como refuerzo con escabicidas orales, entre ellos la ivermectina.

Ivermectina

La invermectina es un fármaco formado por una mezcla 80:20 de avermectina B1a y B1b. Se utiliza contra diversos parásitos y en el caso de la sarna puede ser efectivo incluso con una dosis. Es un tratamiento que siempre se debe realizar bajo prescripción y supervisión médica.

Es el tratamiento de elección, junto a permetrina, para la sarna hiperqueratósica y solo en algunas ocasiones se prescribe para otros casos. No se recomienda en niños, generalmente por debajo de seis años.

 

Otros tratamientos y consideraciones

Existen otras alternativas farmacológicas para tratar la sarna, como el lindano, el benzoato de bencilo, crotamitón, malatión y preparados de azufre. El lindano se ha prohibido en algunos países por su posible neurotoxicidad. A veces se recomienda cromatión o preparados de azufre para niños por los posibles efectos de la permetrina absorbida por la piel.

Sarna animal

La sarna animal es una enfermedad similar producida por ácaros parásitos en la piel, pero puede estar producida por otras especies además de Sarcoptes scabiei o subespecies de esta, por Sarcoptes scabiei canis y especies del género Demodex.

El tratamiento incluye escabicidas como selamectina, polisulfuro de calcio o ivermectina. Aunque es transmisible a los humanos, como no son su hospedador habitual, son infestaciones de menor duración e intensidad.

Referencias

  1. Scabies. American Academy of Dermatology.

Publicidad