Publicidad

Las plantas, si nos referimos al Reino Plantae, son un grupo muy extenso de organismos caracterizados por ser fotosintéticos, tener una pared celular de celulosa y carecer de capacidad locomotora voluntaria. Dentro del Reino Plantae se incluyen a las embriofitas y varios grupos de algas, todos ellos relacionados evolutivamente.

El uso coloquial de la palabra “planta” coincide con el grupo de las embriofitas. Aunque existen embriofitas que viven en medio acuático, la mayoría son terrestres, de ahí que también se conozcan como plantas terrestres.

Aunque sea común asociar raíces y plantes terrestres, lo cierto es que existe un grupo de plantas que no tienen raíces, ni ningún otro tipo de tejido vascular. Se les conoce como plantas no vasculares o plantas inferiores, aunque su distribución y evolución es equiparable a las plantas superiores, que sí presentan raíces y tejidos vasculares.

Plantas con raíces

La raíz es un órgano especializado que sólo aparece en un grupo de embriofitas, las traqueofitas (Tracheophyta), también conocidas plantas vasculares o superiores. Estas plantas se caracterizan, además de por tener raíz, por poseer dos tipos de tejido vascular:

  1. xilema: transporta agua, minerales y otros nutrientes desde la raíz a las hojas.
  2. folema: transporta nutrientes orgánicos, principalmente glucosa, y algunos nutrientes inorgánicos, desde la parte fotosintética y autótrofa de la planta hasta la parte no fotosintética, es decir, desde las hojas a la raíz.

Entre las funciones de las raíces, las más destacadas son:

Publicidad
  • Fijación al suelo y sostén
  • Absorción de agua y minerales
  • Acumulación de reservas
  • Contribución a la formación del suelo

El grupo de plantas vasculares incluye a los licopodios, a los helechos y a las plantas con semilla (gimnospermas y angiospermas).

Plantas sin raíces

El otro gran grupo de embriofitas son las plantas no vasculares, que no presentan raíces ni tejidos vasculares especializados. Entre ellas encontramos a los musgos, a las hepáticas y a las antóceras, todas ellas características de medios húmedos, ya que absorben el agua directamente del medio.

Las plantas no vasculares forman el grupo de las briofitas en sentido amplio (Bryophyta sensu lato), siendo los musgos las briofitas en sentido estricto. Todos los estudios apuntan a que las briofitas son los parientes vivos más cercanos de las algas verdes y que fueron las primeras plantas en evolucionar hace 500 millones de años.

Además de no tener tejidos vasculares, las briofitas se caracterizan por alternar generaciones diploides y generaciones de gametofitos haploides, una característica que en las plantas vasculares solo se da en los helechos y en los licopodios.

Publicidad