Publicidad

Dentro de los lípidos existen sustancias muy diversas. Entre ellos están los glucolípidos, también llamados glicolípidos, que están formados por la unión de un lípido y un hidrato de carbono. Los galactolípidos son el subgrupo de glucolípidos en los cuáles el hidrato de carbono es la galactosa.

Estructura

La estructura general de los galactolípidos es un mono o polisacárido de galactosa que se une a un lípido tipo glicérido mediante enlace glucosídico. Los dos galactolípidos más abundantes son el monogalactosil diacilglicerol (MGDG), formados por una galactosa y un diacelglicérido, y el digalactosil diacilglicerol (DGDG), igual pero con un disacárido de galactosa:

Diferencia con otros glucolípidos

Los tres grupos más importantes de glucolípidos son:

  • Glicerolglucolípidos: formados un hidrato de carbono y un glicérido. Los tipos principales son los galactolípidos y los sulfolípidos.
  • Glucoesfingolípidos: formados por un hidrato de carbono y una cerámida. Las cerámidas contienen esfingosina, de ahí el nombre de este grupo. En general, los esfingolípidos son los glucolípidos más abundantes en las membranas biológicas.
  • Glucofosfatidilinositoles: formados por fosfatidilinositol unido a un hidrato de carbono.

Los más parecidos a los galactolípidos son los sulfolípidos, similares a los galactolípidos pero con un grupo funcional de azufre en el hidrato de carbono.

Un sulfolípido
Un sulfolípido, un tipo de glicerolglucolípido

Los galactoesfingolípidos serían similares a los galactolípidos. Ambos están formados por un mono o polisacárido de galactosa y un lípido pero en los galactolípidos el lípido es un glicérido y en los galactoesfinfolípidos el lípido es una ceramida. Uno de los galactoesfingolípidos más importantes son los galactocerbrósidos.

Publicidad
Galactocerebrósido
Galactocerebrósido, un tipo de galactoesfingolípidos

Función

Las membranas biológicas se componen fundamentalmente por un bicapa de fosolípidos en la que se intercalan otras moléculas como glucolípidos, colesterol y proteínas. Los glucolípidos de membrana tienen numerosas funciones de importancia vital, como dar estabilidad estructural a las membranas o participar en las interacciones celulares, con especial interés en las respuestas inmunitarias y sistemas de reconocimiento celular.

Los galactolípidos son especialmente abundantes en las membranas de los organelos fotosintéticos vegetales, sobre todo del tipo MGDG y DGDG, donde llegan a representar más del 80% de los lípidos polares. Aunque su función en estas membranas no se conoce con exactitud, parece que participan de forma directa en la fotosíntesis. También se encuentra en clorosomas fotosintéticos bacterianos.

Los galactocerebrósidos, por su parte, son muy importantes en el tejido nervioso y forman parte de la mielina, la sustancia que recubre los axones neuronales en los animales vertebrados.

Además, algunos galactolípidos se han asociado con actividad antiinflamatoria y antitumoral. Muchos de ellos se encuentran en alimentos vegetales y podrían ser considerados como alimentos nutracéuticos que ayuden a mejorar la salud.

Referencias

  1. Peter Dörmann (Enero 2013). Galactolipids in Plant Membranes. Els. DOI: 10.1002/9780470015902.a0020100.pub2.
  2. Christensen LP (Enero 2009). Galactolipids as potential health promoting compounds in vegetable foods. Recent Patents Food Nutrition Agriculture 1(1):50-8. PMID: 20653526.

Publicidad