Publicidad

Una de las agencias dedicadas al registro de satélites en órbita más importante es la Space Surveillance Network de Estados Unidos (conocida por las siglas SSN, Red de Vigilancia Espacial). Esta red de observatorios ha estado registrando desde 1957 cada objeto fabricado por el hombre con un tamaño superior a 10 cm que se encuentre orbitando la Tierra y también mantiene un registro de la basura espacial que corresponde a cada país.

La SSN se fundó en 1957 tras el lanzamiento del Sputnik 1 por la Unión Soviética en Octubre de ese año, el primer satélite artificial puesto en órbita terrestre. El Sputnik estuvo en órbita hasta que se incineró el 8 de enero de 1958 durante su reentrada a la atmósfera. Orbitó a una velocidad de 32.186,88 km/h emitiendo una señal de radio constante que permitió medir, en otras cosas, la concentración de iones en la ionosfera.

La puesta en órbita del Sputnik 1 hizo que Estados Unidos no diese por sentado su dominio tecnológico. La carrera espacial entre la Unión Soviética y Estados Unidos terminaría con el lanzamiento del Apolo XI el 16 de Julio de 1969 convirtiéndose en el primer viaje tripulado en llegar a la superficie de la Luna.

A medida que la tecnología espacial avanza, cada vez más satélites son puestos en órbita para fines militares, comerciales y científicos. El coste de lanzar un satélite ha caído de los miles de millones de dólares hasta unos pocos millones para satélites pequeños, o decenas de millones para satélites más pesados. Esto pone la puesta en órbita de satélites al alcance de la economía de muchos países y compañías internacionales.

En 2008, Rusia contaba con cerca de 1.400 satélites en órbita, Estados Unidos unos 1.000, Japón más de 100, China alrededor de 80, unos 40 tenía Francia, India más de 30, casi igual que Alemania, 25 Canadá y Reino Unido y al menos 10 satélites cada uno de estos países: Italia, Australia, Indonesia, Brasil, Suecia, Argentina, Arabia Saudí y Corea del Sur. El total aproximado era de unos 3000 satélites operativos.

Publicidad

Además de los satélites operativos, miles de objetos artificiales orbitan la Tierra, la denominada basura espacial. Según la Orbital Debris Program Office de la NASA, en el año 2016 se alcanzó la cifra de 17817 objetos, de cuales 6.354 objetos pertenecían a la Comunidad de Estados Independientes (antigua Unión Soviética), seguida de Estados Unidos con 5.699 y de China con 3.782.

La Agencia Espacial Europea es la que menos basura espacial produce.

La compañía Sea Launch Co. LLC, un consorcio de 4 empresas de Estados Unidos, Rusia, Ucrania y Noruega, pone en órbita varios satélites cada año desde aguas internacionales con fines comerciales. La compañía, administrada por Boeing, se declaró en bancarrota en Junio de 2009 pero se recuperó oficialmente el 27 de Octubre de 2010.

El satélite artificial más grande actualmente en órbita terrestre es la Estación Espacial Internacional. Algunos satélites, los llamados micro, nano o picosatélites, pueden ser tan pequeños como 10 cm de diámetro y pesar poco más 0.1 kg. El satélite operativo más antiguo es el Vanguard 1, puesto en órbita el 17 de Marzo de 1958, y también fue el primer objeto artificial que utilizó la energía solar.

Galería

Publicidad