Publicidad

Cada persona recibe la mitad de sus genes de uno de sus dos progenitores y la otra mitad del otro progenitor, combinándose para generar un set de genes propio de cada individuo. Aunque la mayoría de estos genes sean muy similares entre diferentes personas, cada una tiene su propia combinación. Incluso entre miembros de la misma familia, la variabilidad genética puede ser enorme.

Aunque esta gran variabilidad hace imposible predecir la mayoría de aspectos que una persona desarrollará, entre otras cosas por la gran influencia del ambiente y estilo de vida, las investigaciones genéticas han permitido descifrar como algunos genes de padres, abuelos y bisabuelos pueden influir en generaciones futuras, entre ellos algunos genes que afectan al color del pelo.

¿Qué determina el color del pelo?

El pelo se compone básicamente de queratina y su color se debe a la adición de otras sustancias de naturaleza fenólica conocidas en su conjunto como melanina, la misma sustancia que producen los melanocitos y que dan lugar, entre otros, al color de la piel.

Existen dos tipos principales de melanina, el grupo de eumelaninas, formadas por oxidación de tirosina, y las feomelaninas, formadas por compuestos de azufre conjugados con la tirosina. Las eumelaninas son de color negro y marrón; las feomelaninas son de color rojo. El color final es el resultado de la mezcla de todas ellas; en general, a mayor cantidad de eumelaninas más oscuro es el color del pelo y, al contrario, a mayor cantidad de feomelaninas más claro es el color del pelo.

Una baja concentración de eumelanina marrón da lugar a un pelo rubio, mientras que una gran cantidad de esta melanina dará lugar a un pelo castaño o marrón. Una cantidad muy superior de eumelanina negra dará lugar a un cabello moreno, marrón oscuro o negro.

Publicidad

El color del pelo, aunque sea una característica generalmente asociada a los rasgos personales de un individuo, no suele ser constante a lo largo de la vida, ya que la capacidad de producir melanina de los melanocitos de los bulbos pilosos va cambiando en diferentes etapas vitales. Por ejemplo, en edades avanzadas los melanocitos pierden la capacidad de síntesis de melanina y el pelo se vuelve gris o blanco.

Genética del color del pelo

La genética del color del pelo no se ha podido establecer con total seguridad pero las observaciones sugieren que se rige por patrones de herencia mendelianos, es decir, con la participación de alelos dominantes y alelos recesivos.

Cada persona tiene dos copias de cada gen. Cada copia se llama alelo y cada uno es heredado de un progenitor. El alelo para el color rubio provoca un cambio en la Proteína Relacionada con Tirosinasa-1 (gen TYRP1) que afecta a su capacidad catalítica, lo que resulta en mayor cantidad de feomelaninas y en el desarrollo del fenotipo rubio.

Cuando una persona tiene una copia del alelo rubio y otra copia del alelo marrón, la capacidad catalítica se compensa por la expresión del alelo marrón, lo que crea un patrón de herencia recesivo para el fenotipo rubio.

Esto quiere decir que una persona es rubia solo si las dos copias que tiene son del alelo rubio, mientras que puede será castaña o morena aunque tenga una sola copia para el color marrón (si una copia es del color marrón y la otra del color rubio, el fenotipo es marrón).

Publicidad

Estos patrones de herencia explican como una pareja de progenitores morenos puede tener hijos rubios. Cada uno de los progenitores morenos puede tener un alelo marrón y un alelo rubio, y como cada progenitor pasa la mitad de su información genética, puede ocurrir que un descendiente herede dos alelos rubios.

Así, una pareja morena puede tener una hija o un hijo rubio. Ahora bien, para que esto ocurra, los dos progenitores tienen que tener el alelo rubio además del marrón, es decir, tendrían que ser heterocigóticos para el gen del color del pelo. Si alguno de ellos es moreno homocigótico, es decir, con los dos alelos del color marrón, pasará el color marrón al 100% de la descendencia, y al ser un alelo dominante, el 100% de su descendencia sería también morena.

Además de los fenotipos castaño, moreno y rubio, existen otros fenotipos en los que está implicada la herencia genética, como es el fenotipo pelirrojo.

Herencia recesiva del fepelo rubio
Herencia recesiva del fenotipo rubio de progenitores heterocigóticos

Referencias

  1. Eimear E Kenny et al. (Mayo 2012). Melanesians blond hair is caused by an amino acid change in TYRP1. Science 336(6081):554. doi: 10.1126/science.1217849.

Publicidad