Publicidad

La reproducción asexual es una forma de reproducción en la que los descendientes proceden de un solo progenitor del que heredan sus genes sin que se de fusión de gametos y, salvo contadas excepciones, sin que haya cambios en el número de cromosomas. En la mayoría de casos de reproducción asexual no hay recombinación genética y la descendencia es igual al progenitor.

La reproducción asexual es la forma de reproducción principal de los organismos unicelulares y es la que siguen todos los procariotas. También se da en muchas plantas y hongos, muchas veces con alternancia entre reproducción sexual y asexual. La reproducción asexual también se da en algunos animales de organización primitiva, como esponjas o celentéreos.

Tipos

1

Fisión

Fisión binaria

En biología, la fisión es la división de un organismo unicelular en dos o más partes y regeneración de esas partes hasta dar lugar a individuos separados semejantes al original. Una de las formas más importantes de fisión es la fisión binaria. En la fisión binaria, un organismo se divide en dos y da lugar a dos descendientes idénticos clones del progenitor.

Solo procariotas (bacterias, arqueas) se reproducen mediante fisión binaria. En eucariotas se da un mecanismo de división celular similar, la mitosis, pero la mitosis es un mecanismo principalmente de crecimiento y desarrollo, no de reproducción.

Otro tipo de fisión es la fisión múltiple que se da en muchos protistas y algas unicelulares. Es similar a la fisión binaria pero se producen más de dos células hijas; primero, el núcleo celular se divide en varios núcleos por mitosis y, posteriormente, el citoplasma rodea cada núcleo y se separa creando múltiples células hijas.

2

Gemación

La gemación es un tipo de reproducción asexual que se produce por mitosis asimétrica y que se caracteriza porque el nuevo organismo crece unido al progenitor en una zona llamada yema. El nuevo organismo se desprende del progenitor cuando alcanza la madurez y prosigue su vida como individuo independiente. Un mismo adulto puede tener numerosas yemas y descendientes al mismo tiempo.

Al igual que en la fisión, los descendientes son clones idénticos entre sí e iguales al progenitor, salvo que ocurra alguna mutación durante la copia del ADN. Las levaduras son un ejemplo típico de reproducción por gemación, aunque también se da en animales, por ejemplo en las esponjas, larvas de estrellas de mar o los cnidarios (género Hydra).

3

Reproducción vegetativa

Plántulas vegetativas en Bryophyllum daigremontianum
Plántulas vegetativas en Bryophyllum daigremontianum

La reproducción vegetativa, también llamada propagación vegetativa, es un tipo de reproducción muy llamativo que se da en muchos tipos de plantas. Se caracteriza por la formación de un nuevo individuo sin la formación ni de esporas ni de semillas.

Existen diferentes tipos de reproducción vegetativa:

  • Formación de plántulas sobre hojas especializadas.
  • Formación de nuevos individuos desde rizomas especializados, por ejemplo bulbos o tubérculos.
  • Formación de nuevos individuos por esquejes o formación de estolones.

Mediante reproducción vegetativa, una planta puede crecer rápidamente y formar una colonia monoclonal y llegar a cubrir grandes áreas dónde todos los individuos son clones genéticos.

Publicidad
4

Esporogénesis

Esporofito - espora - gametofito
Esporofito – espora – gametofito

La esporogénesis es la formación de esporas reproductoras que se observa en muchas plantas y hongos. Las esporas, al igual que los gametos en la reproducción sexual, se forman por meiosis, pero los gametos se unen en parejas (fecundación) para dar un nuevo individuo, mientras que cada una de las esporas formará directamente un nuevo individuo.

El individuo formado a partir de esporas producirá gametos para reproducirse. De esta forma, en la esporogénesis se alternan generaciones diploides productoras de esporas (reproducción asexual) y generaciones haploides productoras de gametos (reproducción sexual). Por ejemplo, en los helechos.

Muchos organismos unicelulares forman esporas como parte de su ciclo vital pero no como mecanismo de reproducción, pues de la espora de un individuo se vuelve a formar un individuo. Este es el caso de la esporulación en bacterias para entrar en fase de endóspora, considerado un tipo celular especializado y no un verdadero mecanismo de reproducción.

5

Fragmentación

Estrella de mar regenerándose
Estrella de mar regenerándose desde un solo brazo

La fragmentación es una forma de reproducción asexual en la que nuevos organismos se desarrollan a partir de fragmentos de un progenitor. La fragmentación se puede observar una amplia variedad de formas de vida, como animales, plantas o líquenes. Algunas plantas presentan estructuras especializadas para la reproducción mediante fragmentación, como las gemas de las plantas hepáticas.

En animales es típico en los equinodermos (estrellas de mar) y en muchos tipos de gusanos, como las planarias, los anélidos o los poliquetos. La reproducción por fragmentación en equinodermos se suele conocer como fisipartición. En la fisipartición, el progenitor pierde un fragmento de su cuerpo, alrededor del cual se desarrolla un organismo completo a la vez que el progenitor regenera el fragmento perdido.

6

Agamogénesis

Partenogénesis en un áfido
Áfido “dano a luz” mediante partenogénesis

La agamogénesis es una forma de reproducción asexual a partir de gametos femeninos sin la participación de gametos masculinos. Es decir, sin fecundación. Los dos tipos de agamogénsis más habituales son la partenogénesis y la apomixia.

La partenogénesis se da cuando un individuo nuevo se desarrolla a partir de un huevo u óvulo sin fertilizar. Se puede observar en muchas plantas, en muchos tipos insectos y también en algunos vertebrados como serpientes y otros reptiles, anfibios, e incluso en algunas aves.

La apomixia denomina una forma de reproducción en plantas a través de semillas no fecundadas. En su mayoría se produce por partenogénesis, es decir, a partir de un óvulo sin fecundar, pero también se conocen algunos casos de apomixia masculina como el ciprés del Sáhara (Cupressus dupreziana).

Publicidad