Publicidad

La piña (Ananas comosus) es una fruta muy conocida y hay que reconocer que se merece su fama por ser deliciosa, refrescante y tener algunas propiedades muy interesantes entre las que destaca las propiedades de la bromelina, una sustancia de acción diurética, que ayuda en la digestión y metabolización de los alimentos, desintoxicante, antiácido y que incluso ha mostrado efecto anti-cancerígeno (doi:10.1002/biof.121. PMID:20848558).

Pues resulta que la piña no es fruta, sino cientos de frutos pequeños fusionados. En la planta de la piña, al igual que el resto de plantas de la familia Bromeliaceae (conocidas como bromelias), las flores que darán lugar a los frutos crecen alrededor de un tallo formando el llamado escape floral. Cuándo cada flor se transforma en fruto y comienzan a engordar, no dejan espacio entre ellos y terminan uniéndose y dando el aspecto de un sólo fruto.

Otras curiosidades sobre la piña

  • La piña no se conoció en Europa hasta la llegada de los exploradores españoles a Sudamérica.
  • El nombre piña hace referencia al parecido con los conos de las coníferas (pinos), también llamados piñas. En inglés la piña se conoce como pineapple, combinación de piña en español con apple en inglés (manzana) pues el sabor recordaba a la manzana a los primeros exploradores que la probaron.
  • Hawai es uno de los principales productores de piña a nivel mundial y es común pensar en la piña como una fruta típica de estas islas. Sin embargo, la piña proviene de Sudamérica y no se cultivó en Hawai hasta 1813.
  • El cultivo intensivo de piña utiliza plantas de 3 años como máximo debido a que el número de frutos que forman cada piña disminuye a medida que la planta envejece.

Galería

Publicidad