Publicidad

Los implantes dentales son piezas de algún material artificial utilizadas para reemplazar dientes que se han perdido por alguna razón. Estas piezas tienen un aspecto natural y pueden desempeñar la misma función que el diente real.

Es bastante común que la gente confunda las coronas con los implantes pero son bastantes diferentes. Las coronas se usan cuándo la raíz del diente no se ha perdido pero queda muy poco diente por encima de la encía. Se realiza entonces un empaste que queda cementado en esta raíz y hace de núcleo para la corona que se coloca encima.

Con los implantes la raíz del diente no está presente, ya sea por ausencia natural o, más comúnmente, por extracción. En el lugar de la raíz se inserta un tornillo que se ancla directamente en el hueso de la mandíbula. La integración de este tornillo en el hueso que lo rodea es la clave del éxito del implante dental.

¿Qué ventajas aportan los implantes sobre otras soluciones?

Los implantes dentales son la solución idónea en muchas situaciones, especialmente cuándo las piezas de al lado de la pieza a sustituir están en buenas condiciones y no merece la pena que sufran el desgaste de la preparación para un puente u otras soluciones. Pero veamos los beneficios y los inconvenientes más destacados de elegir los implantes dentales.

Publicidad

Las ventajas

Entre las numerosas ventajas y muchos beneficios de los implantes dentales, podemos citar como los más destacados los siguientes

  • Estética: Los beneficios estéticos son los más rápidos y fáciles de reconocer por casi todos. En comparación con dentaduras postizas y puentes dentales es indudable que los implantes son mucho mejores estéticamente. Cuándo el proceso termina, parecerá y se sentirá tan natural como el diente real y no se notará nada en absoluto.
  • Beneficios funcionales: La función de la dentadura queda restaurada al máximo. Tras reemplazar las piezas pérdidas o gravemente dañadas se puede volver a disfrutar de una mordida y capacidad de masticar prácticamente al 100% y de una forma totalmente sana.
  • Comodidad: Ni que decir tiene que los implantes dentales son infinitamente más cómodos que otras soluciones, especialmente las dentaduras postizas ya que se siente prácticamente como lo dientes naturales y necesitan muchos menos cuidados diarios que las prótesis.
  • Permanencia: Los implantes dentales se consideran una solución permanente, al menos será semi-permanente o a largo plazo. Por lo general, el diente artificial queda fijado a un tornillo anclado en la mandíbula y en muy pocas ocasiones se desaflojan o tienen que ser retirados.

Los inconvenientes

Y el lado negativo también existe, como en cualquier otro procedimiento médico. Los inconvenientes más destacados a considerar son:

  • Coste y precio: el alto precio es uno de los principales inconvenientes para la mayoría de los pacientes. Hay que tener en cuenta que la colocación de implantes dentales es un procedimiento quirúrgico y por ello es, por lo general, bastante más caro que las otras opciones disponibles.
  • El factor óseo: para proceder a la colocación de implantes dentales es necesario contar con buenas condiciones óseas en la mandíbula dónde se va a anclar el tornillo. Ha de haber una estructura ósea de suficiente grosor y consistencia para que sujete de forme segura el implante. Esto hace que no todos los pacientes puedan someterse a la implantación de piezas dentales artificiales, especialmente aquellos con problemas de salud ósea como puede ser osteoporósis severa. Pero incluso en estos pacientes se pueden estudiar otras opciones para fijar el implante de forma segura. El cirujano oral podrá aconsejarte en este sentido.
  • Tiempo: el proceso típico para ponerse implantes dentales suele requerir varias visitas al odontólogo. Esto puede alargar el tiempo desde la visita inicial hasta que la restauración dental queda completamente funcional y asegurada y el implante quede completamente integrado en el hueso y en el tejido circundante, especialmente las encías.
  • Incomodidad: durante todo el proceso hasta que el implante se ha adaptado completamente se puede sentir algo de incomodidad y pequeños dolores. También puede existir un ligero hinchazón al comienzo del tratamiento mientras la cirugía practicada está sanando.

Para más información acude a tu dentista de confianza para que te explique el proceso de forma detallada y estudie la mejor opción para tu caso concreto. Yo si tengo que aconsejar te digo que optes por los implantes dentales siempre que puedas, aunque tengas que hacer un esfuerzo económico más alto, la comodidad y durabilidad es infinitamente mejor y con el tiempo seguro que lo agradecerás.

Os dejo con una animación que muestra el proceso de cirugía para colocar un implante dental y explican todo el proceso.

Publicidad