Publicidad

El epitelio, nombre utilizado para referirse al tejido epitelial, es el tipo de tejido que recubre todas las superficies del cuerpo, tanto de cavidades internas como superficies externas. Los epitelios se pueden clasificar atendiendo a varios criterios pero los más habituales son la forma celular y el número de capas de células que componen el tejido. Los principales criterios de clasificación y los tipos de epitelios que existen en el cuerpo humano son:

1

Función principal

El tejido epitelial tiene importantes funciones, vitales para la supervivencia, y un mismo epitelio puede desempeñar varias a la vez. Según la función principal podemos distinguir:

  • Epitelio de revestimiento o pavimentoso: el epitelio de revestimiento es el tejido que recubre la superficie externa del cuerpo (piel, mucosas) y la luz de conductos y cavidades internas del organismo (endotelio). El conocido como epitelio de transición es un tipo de epitelio de revestimiento que se caracteriza porque sus células responden cambiando de forma según la tensión que hay sobre ellas. Se puede encontrar en el tracto urinario y se pensaba que era un epitelio de transición entre dos tipos de epitelios hasta que se observó que era un epitelio cuyas células cambian de forma permitiendo que los conductos urinarios puedan extenderse y contraerse.
  • Epitelio glandular: las glándulas están cubiertas por un tipo de tejido epitelial especialmente diseñado para la actividad secretora y productora de sustancias propia de la función glandular.
  • Epitelio sensorial: el tejido epitelial de función sensorial, como puede ser el epitelio gustativo u el olfativo, cuenta con un alto número de terminaciones nerviosas y células especializadas en la recepción de estímulos específicos.
  • Epitelio respiratorio: el tejido epitelial que recubre todas las vías respiratorias está especializado en el intercambio de gases entre la sangre y el aire que se respira.
  • Epitelio intestinal: es el epitelio que recubre el intestino y en él, como característica distintiva, podemos encontrar células individuales con funciones muy específicas y que responden a estímulos muy concretos. Es un epitelio con un alto grado de especialización individual de sus células.
2

Morfología celular

Según la morfología celular podemos distinguir los siguientes tipos de epitelios:

  • Epitelio plano o escamoso: son epitelios cuyas células presentan una anchura mayor que su altura dando lugar a una morfología aplanada; el núcleo celular también suele aparecer aplanado y las células adquieren disposición a modo de escamas.
  • Epitelio cúbico: en los epitelios cúbicos la anchura y altura celular es muy similar.
  • Epitelio cilíndrico o columnar: las células de estos epitelios tienen una morfología cilíndrica, con una altura claramente mayor que la anchura, y se disponen a modo de columnas.
3

Número de estratos celulares

La clasificación según la estratificación o número de capas celulares del epitelio es muy utilizada, frecuentemente en combinación con la morfología celular, y divide a los epitelios en los siguientes tipos:

Publicidad

Epitelio simple (o monoestratificado)

El epitelio tipo simple, también llamado monoestratificado, está formado por una sola capa o estrato celular. Además, al observar las células, los núcleos aparecen en línea, con una altura similar. En combinación con la morfología de las células, podemos tener varios subtipos:

  • Epitelio plano simple: una única capa de células planas. Es un tipo de epitelio generalmente asociado a función tra. El núcleo, también aplanado, ocupa buena parte del citoplasma. Es típico de superficies de revestimiento dónde tiene lugar intercambio de sustancias; por ejemplo, el asa de Henle  (en el riñón) o en los alvéolos (pulmones).
  • Epitelio cúbico simple: una única capa de células cúbicas. El núcleo celular es redondeado y se encuentra en el centro del citoplasma. Se asocia con epitelios de absorción y secreción; por ejemplo glándulas endocrinas y  túbulos renales.
  • Epitelio columnar simple: epitelio con una sola capa de células columnares con un núcleo de forma oval. También se asocia con epitelios cuya función es la absorción y secreción, por ejemplo es común en el epitelio intestinal. Las células caliciformes son células columnares especializadas en producción y secreción de moco típicas de este tipo de epitelios (también aparecen en epitelios estratificados columnares).

Epitelio estratificado (o poliestratificado)

El epitelio estratificado, más exactamente llamado poliestratificado, es aquel formado por al menos dos estratos celulares. Atendiendo a la morfología celular del estrato superficial (lado apical), tenemos:

  • Epitelio estratificado plano: es el epitelio de revestimiento más común. Por ejemplo, es el que forma la piel y el que recubre la mayoría de mucosas. La capa superficial de este tipo de epitelio está formada por células planas que, en el caso de la piel, están queratinizadas. Sobre la última capa se acumulan células muertas llenas de queratina que forman una barrera impermeable al agua, impenetrable por microorganismos y muy resistente a la fricción.
  • Epitelio estratificado columnar: es un tipo de epitelio poco habitual y suele estar asociado a función protectora. Ejemplos los podemos encontrar en la uretra o en la conjuntiva del ojo.
  • Epitelio cúbico estratificado: en el humano sólo está presente en las glándulas sudoríparas.

Epitelio pseudoestratificado

El tejido epitelial tipo pseudoestratificado está formado por una sola capa de células alternándose células con base ancha (en el lado de la membrana basal) y extremo apical estrecho (en el lado de la superficie epitelial) con células de base estrecha y extremo ancho. Esta característica hace que se pueda confundir con un epitelio estratificado pero en realidad hay un solo estrato celular. Este tipo de epitelio se puede encontrar en algunas partes de la uretra, de las fosas nasales o de la tráquea.

4

Estructuras celulares accesorias

La función especializada del tejido epitelial ha llevado a que la membrana plasmática del lado apical haya desarrollado estructuras especializadas, referidas como estructuras accesorias, que permiten realizar su función de una forma más eficiente. Entre estas estructuras destacan los cilios, los flagelos y las microvellosidades.

  • Epitelio ciliado: los cilios son proyecciones de la membrana apical hacia la luz del conducto o cavidad que recubre el epitelio. En cada célula hay un alto número de cilios que se mueven de forma coordinada, generalmente junto a los cilios de células vecinas, y provocan el conocido como viento ciliar responsable del transporte de fluidos en muchas partes del cuerpo. Por ejemplo, movimiento del moco en el aparato respiratorio.
  • Epitelio flagelado: los flagelos son estructuras similares a los cilios pero su movimiento es más independiente de unos a otros. El número de flagelos es mucho menor que el de cilios y, además de función de transporte, los hay con funciones sensoriales.
  • Epitelio con microvellosidades: las microvellosidades son pliegues de la membrana plasmática apical y son características en epitelios de absorción, por ejemplo el epitelio intestinal. Estos pliegues aumentan enormemente la superficie de membrana, lo que aumenta a su vez la capacidad de absorción.

Galería

Publicidad