Publicidad

El asfalto es el material que cubre la mayor parte de nuestras calles y carreteras. El asfalto en sí mismo es una sustancia pegajosa de color negro y con alta viscosidad que está presente en la fracción pesada el petróleo crudo y en otros depósitos naturales. El asfalto está compuesto casi al completo por betún, una sustancia compuesta por hidrocarburos aromáticos policíclicos. Se puede obtener de rocas bituminosas naturales pero, por ser más rentable, en su mayoría se obtiene del alquitrán que se produce como subproducto en la destilación del petróleo.

Las mezclas de betún con otros materiales se conocen como mezclas bituminosas, entre ellas el hormigón asfáltico (del inglés asphalt concrete) o mezcla asfáltica, una mezcla de asfalto con materiales minerales de diferentes tamaños (grava, áridos) que es lo que en realidad se utiliza como pavimento.

Tipos de hormigones asfálticos

Existen diferentes tipos de hormigones o mezclas asfálticas siendo las más utilizadas las mezclas en caliente y el mástico.

1

Mezcla de hormigón asfáltico en caliente

La mezcla de alquitrán y grava se realiza a 150 ºC. La alta temperatura hace que la viscosidad disminuya, lo que facilita el proceso de mezcla a la vez que elimina la humedad del asfalto, lo que hace que se obtenga un material final más resistente. Este tipo de asfalto es normalmente utilizado en vías de mucho tráfico y aeropuertos.

Publicidad
2

Hormigón asfáltico templado

Este asfalto es similar al anterior pero se añaden zeolitas, ceras o emulsiones asfálticas que facilitan la mezcla a una temperatura menor. Este proceso es mucho más respetuoso con el medio ambiente y con los trabajadores pues requiere un menor consumo de carburantes y produce muchos menos gases.

3

Hormigón asfáltico frío

La mezcla de hormigón asfáltico en frío se realiza emulsionando el alquitrán en agua antes de mezclarlo con los agregados; se elimina la necesidad de calentar pero se obtiene un asfalto de menor durabilidad y resistencia que sólo se emplea para pavimentos poco transitados o para arreglar pequeños desperfectos en pavimentos estropeados.

4

Hormigón asfáltico cut-back

Este tipo de mezcla asfáltica es ilegal en muchos países aunque sigue utilizando en algunas zonas del planeta. Este tipo de hormigón asfáltico se produce disolviendo el alquitrán en queroseno u otro disolvente que disminuya la viscosidad y fricción mientras el asfalto es mezclado y compactado. El queroseno se evaporará luego por sí sólo dejando endurecer la mezcla. El queroseno es muy contaminante y esta es una opción a la que sólo se suele recurrir cuándo no es posible ninguna otra alternativa o dónde no es viable el uso de maquinaria pesada.

5

Hormigón asfáltico mástico

Este tipo es el que mayor proporción de alquitrán lleva, del 7-10% de la mezcla. Aunque se puede utilizar para pavimentos de caminos y carreteras, el uso más común es en impermeabilización de techos y paredes (la conocida como malla o pintura asfáltica). El hormigón asfáltico natural es una alternativa cada vez más popular para su uso en los hogares; se obtiene de rocas betuminosas que están naturalmente impregnadas de betún. Este tipo de rocas se pueden encontrar en muy pocos lugares del mundo.

Publicidad