¿Qué son los grupos monofiléticos, parafiléticos y polifiléticos?

El árbol de la vida
El árbol de la vida

La taxonomía biológica es la rama de la biología que se encarga de clasificar a los organismos. Se puede considerar como una parte básica y fundamental de la biología, pues es imprescindible clasificar a los organismos en especies y grupos relacionados para poder estudiarlos con rigor.

A diferencia de los nombres vernáculos, la taxonomía otorga nombres exactos e inequívocos a cada grupo de organismos. Cada uno de estos grupos taxonómicos se denomina taxón. Existen diferentes niveles taxonómicos, desde los reinos, que serían los taxones más amplios, hasta las especies, que serían los taxones más específicos.

La taxonomía biológica, como se entiende en la actualidad, se basa fuertemente en los árboles filogenéticos, es decir, en las relaciones evolutivas entre las distintas especies desde antepasados comunes, relaciones que quedan reflejadas en la carga genética.

Los términos monofilético, parafilético y polifilético, hacen referencia a formas en las que se agrupan y definen taxones en función de como queda reflejada su evolución en los árboles filogénticos. Su definición y principales diferencias son:

  • Grupo monofilético: los grupos monofiléticos y los linajes son la base más importante de la taxonomía y evolución. Todos los organismos y taxones incluidos en un grupo monofilético tienen un mismo antepasado común. Un grupo monofilético incluye a un ancestro común y todos los descendientes. A veces se denomina también como grupo holofilético.
  • Grupo parafilético: un grupo parafilético, aunque comparta un mismo antepasado común, no incluye todos los descendientes de este antepasado.
  • Grupo polifilético: un grupo polifilético contiene taxones con múltiples orígenes. Dicho de otro modo, un grupo polifilético no incluye un antepsado común a todos los miembros del grupo. Son, con mucha diferencia, los menos utilizados y muchas veces obedecen a usos coloquiales y culturales.

Veamos un ejemplo gráfico:

Grupos mono, poli y parafiléticos
Esquema de un árbol filogenético con grupos mono, poli y parafiléticos

En esta imagen se puede observar:

  • En la imagen (a) se define un taxón que incluye un antepasado común (B) y a todos sus descendientes. Es un taxón o grupo monofilético.
  • En la imagen (b), el taxón es polifilético pues incluye los grupos E y G pero no incluye a ningún antepsado común a ellos.
  • Por último, en la imagen (c), el taxón incluye a un antepasado común (A) pero no a todos los descencientes de ese antepasado, por eso es un taxón parafilético.

Entre los ejemplos mejor conocidos de grupos monofiléticos podemos citar a los mamíferos y a las aves. Juntos forman el grupo de los animales homeotermos o de sangre caliente, que sería un grupo polifilético pero sin interés taxonómico.

La clase Insectivora, hoy en desuso, es un ejemplo de grupo parafilético. Era un grupo de mamíferos que no encajaban en otros taxones de mamíferos y se clasificaban juntos por pura conveniencia pero no forman un grupo evolutivo natural.

Grupos filogenéticos en vertebrados
Grandes grupos filogenéticos en vertebrados

En los grupos filogenéticos de los vertebrados de la imagen superior se puede ver como todos los vertebrados amniotas (cuyo embrión se desarrolla dentro de cuatro envolturas: el corion, el alantoides , el amnios y el saco vitelino) se separaron en mamíferos, que son un clado monofilético (clase Mammalia), y otra línea evolutiva siguió hacia los reptiles y las aves, ambos grupos juntos formarían también un grupo monofilético (en amarillo).

Pero al aparecer las aves, los reptiles formarían un grupo parafilético, la clase Reptilia (en azul). La clase Reptilia contendría solo animales de sangre fría y con escamas, mientras que aves y mamíferos formarían el grupo polifilético de animales homeotermos sin escamas (en rojo).