Publicidad

Las toallitas para secadora son unas piezas de tejido tipo gasa que se ponen en el interior de las secadoras, junto a la ropa a secar, para eliminar la electricidad estática que se puede producir con el roce de los tejidos. Además, suelen llevar agentes suavizantes y fragancias, aunque existen variedades sin fragancias ni productos químicos añadidos, más respetuosas con el medio ambiente y aptas para personas con la piel sensible. En algunas zonas se les llama hojas para secadora por la traducción literal del inglés dryer sheets. Se pueden comprar en cualquier droguería o supermercado y también suelen estar disponibles en dispensadores de lavanderías.

¿Cómo funcionan?

La fricción de la ropa entre sí dentro de la secadora provoca la formación de electricidad estática en las fibras haciendo que unas prendas se adhieran a otras, un incordio para recoger la colada y doblar la ropa. Esta electricidad estática también puede provocar una descarga eléctrica, pero muy leve y sin importancia. Las toallitas para secadora se impregnan de sustancias químicas cargadas positivamente (déficit de electrones); si las prendas de ropa, con la fricción, pierden electrones que causen electricidad estática, serán atraídos por la toallita contrarrestándose su efecto.

Las toallitas también pueden llevar agentes suavizantes para hacer la ropa más suave y flexible, lo que reduce la formación de arrugas y facilita el planchado, pero que también reduce la formación de electricidad estática al actuar como lubricante y reducir la fricción entre la ropa.

La mayoría de toallitas para la lavadora llevan además fragancias que dan olor agradable a las prendas, aunque las hay sin fragancias para personas de piel sensible.

Tipos

Los tipos básicos son normal y para pieles sensibles. Como se mencionó anteriormente, las toallitas para secadora diseñadas para pieles sensibles no suelen llevar fragancias ni colorantes. También hay toallitas para secadora naturales basadas en productos vegetales biodegradables pudiendo exigir que no se hayan hecho pruebas en animales con estos productos. Estos tipos pueden ser más caros que las normales, pero según el consumidor pueden merecer la pena.

Otros usos

Debido a las propiedades anti-estáticas y a las fragancias que incorporan, las toallitas para secadora son utilizadas por mucha gente con otros fines:

  1. Reutilización:
    • Frotar rendijas y persianas para reducir la acumulación de polvo.
    • Limpieza de televisores y monitores de ordenador.
    • Para limpiar muebles y zonas del hogar dónde hay mascotas ya que las toallitas atraen el pelo.
  2. Toallitas nuevas:
    • Se pueden poner en cajones y armarios para dar olor a la ropa
    • Introducir toallitas para la secadora en el interior de los zapatos para ayudar a eliminar el olor
    • Cualquier otro uso como ambientador: en el coche, el baño, etc

Los contras

Para la mayoría de la gente el principal inconveniente de utilizar toallitas para la secadora es el mayor gasto. En familias con necesidad de realizar coladas frecuentes el coste muy subir rápidamente. Las sustancias utilizadas en las toallitas para secadora, especialmente los suavizantes, reducen el efecto de tratamientos anti-fuego que lleva mucha ropa para niños y algunas prendas deportivas y profesionales; no se deben utilizar con este tipo de ropa. Otro inconveniente es que las toallitas pueden dejar manchas de aceite si la temperatura de la secadora está muy alta. Los productos químicos que desprenden pueden taponar los filtros de la máquina y aumentar el coste de mantenimiento.

Publicidad

Aspectos sanitarios y ambientales

Algunos grupos de consumidores muestran preocupación debido al uso de productos químicos tóxicos en la fabricación de las toallitas, algunos potenciales cancerígenos. Algunas de estas sustancias también son irritantes respiratorios, y al utilizarse en secadoras dónde se calientan, es fácil que se evaporen y puedan ser respiradas; es importante que los espacios dónde se instalan las secadoras estén bien ventilados.

Las toallitas para secadoras están aprobadas en la mayoría de países por considerarse que la cantidad de productos químicos nocivos es muy baja y que la cantidad de estos productos que pasa de la ropa a la piel es aún más baja, así lo reconocen organismos como la FDA de Estados Unidos (Food and Drug Administration). Los críticos señalan que, si bien las sustancias químicas están en baja cantidad, existe el riesgo de acumulación en la ropa en cada lavado, aumentando el riesgo del paso al cuerpo de las personas. Una sustancia frecuentemente puesta de ejemplo es la nicotina, producto común en las toallitas para secadora y que se administra frecuentemente como medicamento por vía cutánea a través de parches; aunque hay que tener en cuenta que la concentración de nicotina en estos parches es muchísimo mayor que la que tiene cada toallita.

Algunas sustancias utilizadas en la fabricación de toallitas para la secadora son contaminantes para el medio ambiente. Aquellos preocupados por esto aspecto pueden utilizar toallitas naturales biodegradables, utilizar otras alternativas o no utilizarlas en absoluto.

Alternativas

Aunque, en general, no funcionan igual de bien, existen muchas alternativas al uso de toallitas para secadora. Las pelotas para secadora son una de las comunes. Estas pelotas funcionan separando las prendas de ropa para impedir que se adhieran entre sí y facilitar el paso del aire para acelerar el secado. Se pueden utilizar pelotas de tenis, bolas de papel de aluminio o pelotas especiales para secadora.

Una pieza de paño o un retal de tela empapado en suavizante para ropa puede convertirse en una toallita para secadora reutilizable, aunque no sea tan eficaz como las desechables. Además de esta opción casera, también se venden toallitas para secadora reutilizables que utilizan fibras que naturalmente contrarrestan la electricidad estática sin necesidad de productos químicos; no aportan fragancia pero se puede añadir a la secadora un paño rociado con unas de gotas de nuestro aceite esencial favorito y problema solucionado.

Para reducir la producción de electricidad estática, y reducir así la necesidad de uso de toallitas para secadora, se recomienda reducir la cantidad de detergente utilizado en cada lavado y utilizar suavizante para la ropa durante el lavado; el efecto lubricante del suavizante disminuye la fricción y reduce así la producción de electricidad estática. El vinagre añadido al lavado actuaría de suavizante natural (vea como usarlo en Consejos para devolver la suavidad a toallas viajas).

Reducir el tiempo que la ropa está en la secadora también es muy importante para reducir la electricidad estática. Y si puedes, reduce este tiempo a cero y seca tu ropa al aire y al sol.

Publicidad