Publicidad

Las lentes polarizadas son piezas de material transparente, normalmente de cristal o plástico, que impiden el paso de algunos tipos de ondas de luz. Se emplean en muchos tipos de dispositivos ópticos, por ejemplo en gafas de sol y en cámaras de vídeo y fotografía. El objetivo de las lentes polarizadas es reducir el brillo y resplandor de la luz, aumentar el contraste de la imagen y seguir permitiendo una visión clara.

¿Cómo funcionan?

Las ondas electromagnéticas de la luz solar vibran en todas las direcciones posibles. Cuándo se reflejan en alguna superficie, la onda que rebota suele ser más fuerte en una dirección en particular. De estas ondas de luz se dice que están polarizadas en esa determinada dirección. La luz solar, al reflejarse en una superficie plana, como agua o asfalto, se polariza generalmente en dirección horizontal y produce un brillo y resplandor intenso.

Las lentes polarizadas están laminadas con pequeñas tiras de material formando una rejilla que sólo deja pasar las ondas verticales; las ondas de luz horizontales no pasan y se eliminan así los destellos producidos (vea gráfico adjunto). El mismo efecto tienen cuándo se aplican lentes polarizadas a los objetivos de cámaras de vídeo, fotografía y otros dispositivos ópticos. El grado de polarización puede variar de unas lentes a otras, pudiendo llegar hasta el 50%. Las lentes polarizadas de alta calidad suelen llevar la lámina polarizada protegida entre dos capas de lente normal mientras que las lentes polarizadas de menor calidad suelen llevar una fina lámina polarizada en la superficie de una de las caras. Por lo general, a mayor densidad de la lámina polarizada mayor grado de polarización produce la lente.

Este principio es el utilizado en el cine 3D. La imagen proyectada sobre la pantalla está compuesta por dos haces de luz, uno polarizado horizontalmente y el otro verticalmente. Las gafas que lleva el espectador están polarizadas, cada lente en una dirección. De este modo en un ojo se ve una imagen y en el otro se ve la otra (ligeramente diferentes). La combinación de ambas y su interpretación en el cerebro da la sensación de profundidad cuándo en realidad la imagen es plana.

Además de la polarización por interposición de una rejilla, existen polarizadores que utilizan otros métodos. Algunos de ellos son, por ejemplo, los polarizadores por absorción o los polarizadores por reflexión. La polarización por absorción se puede encontrar de forma natural en los cristales de turmalina. Los polarizadores Polaroid (fabricados por Polaroid Corporation) utilizan este tipo de polarización. Antes se fabricaban incluyendo micropartículas de herapatita (sulfato de iodoquinina) en el vidrio de la lente, lo que confería además mayor resistencia y durabilidad. Estas micropartículas actuarían de forma similar a la rejilla pero a nivel microscópico. Actualmente se fabrican con una lámina de PVA (acetato de polivinilo) dopado con yodo y son muy utilizados en gafas de sol y polarizadores fotográficos.

Publicidad

Uso en gafas de sol

Las gafas de sol con lentes polarizadas, en la mayoría de los casos, no son distinguibles a simple vista de gafas sin lentes polarizadas. El color de la lente no determina la cantidad de polarización que produce, aunque pueda parecer extraño; lo que determina el grado de polarización, como se mencionó anteriormente, son las características de la lámina polarizada.

En un principio las gafas de sol polarizadas comenzaron a ser utilizadas por conductores, pescadores y durante la práctica de deportes de agua. Actualmente están muy extendidas ya que ofrecen una mayor protección frente a los rayos UV y mayor comodidad en la visión.

Limitaciones

La lentes polarizadas presentan una serie de limitaciones. No son efectivas para reducir los reflejos de la luz en superficies verticales (por ejemplo en las ventanas de un edificio) y pueden producir distorsión al mirar pantallas LCD (Liquid Crystal Display). Además, cuándo se mira a través de lentes polarizadas la textura del vidrio laminado y del vidrio templado, utilizados como vidrio de seguridad en parabrisas, puede hacerse más evidente y dificultar la visión. Los pilotos de avión no pueden utilizar lentes polarizadas ya que pueden dificultar notablemente la lectura de los instrumentos de vuelo y dificultar la visión de otros objetos en el cielo.

En general, las lentes polarizadas no funcionan con nieve ya que la nieve refleja la luz en muchas direcciones y no sólo en horizontal. Además, en la práctica de algunos deportes, las lentes polarizadas son desaconsejadas. Por ejemplo, los esquiadores alpinos pueden intuir la presencia de placas de hielo por el reflejo de la luz, que en el hielo es principalmente horizontal, y las lentes polarizadas, al reducir este reflejo, dificultaría su reconocimiento.

Cuándo una persona lleva gafas con lentes polarizadas puede ver destellos al inclinar la cabeza aproximadamente 45º desde la vertical hacia ambos lados. Alguna gente puede sentir dolor de cabeza cuándo utilizan este tipo de gafas durante mucho tiempo.

Galería

Referencias

  • Kliger, David S. Polarized Light in Optics and Spectroscopy. Academic Press (1990) ISBN 0-12-414975-8

Publicidad