Publicidad

Las imperfecciones cutáneas son marcas en la piel o zonas que presentan una coloración diferente al resto. Pueden ser lisas o con textura y el color puede variar notablemente. Hay muchos tipos de imperfecciones cutáneas con causas distintas y el tratamiento específico para cada una puede ser un poco diferente. Los tipos más comúnes se deben al acné, cicatrices, manchas de nacimiento, manchas de edad y cambios en el tono de piel.

Las 5 causas principales y su tratamiento

1

Acné

El acné es una de las causas más comúnes de imperfecciones cutáneas y además puede dejar marcas y cicatrices en casos graves. Desde elevadas espinillas a puntos negros lisos, el acné se produce cuándo un folículo piloso se tapona con sebo, producido de forma natural por las glándulas sebáceas asociadas a cada folículo piloso, o por suciedad y bacterias. También se puede producir por el crecimiento de pelos hacia el interior.

La mayoría de la gente tiene acné durante la pubertad, probablemente debido a que el cambio hormonal en estas edades provoca una sobreproducción de sebo. Productos de parafarmacia y algunos medicamentos de venta libre pueden reducir la producción de sebo, calmar la inflamación de las espinillas y limpiar los poros, controlando así el acné moderado. Los casos de acné severo pueden necesitar la atención de un dermatólogo y medicación para regular los cambios hormonales. El acné también se puede tratar con láser que no sólo reduce el acné sino también las cicatrices que puede dejar.

2

Cicatrices

Las cicatrices se desarrollan por un exceso de producción de colágeno después de una lesión cutánea y las hay muy variadas en forma, color, tamaño y superficie. La mayoría de cicatrices tienden a disminuir con el paso del tiempo pero se puede acelerar su suavizado con cremas cutáneas de parafarmacia o con tratamientos médicos como peelings químicos, dermoabrasión y cirugía láser. Las cicatrices queloides son un tipo de cicatrices hipertrofiadas que siguen creciendo incluso después de que la lesión haya curado completamente; este tipo de cicatrices no responden muy bien a tratamientos de eliminación de cicatrices convencionales y se tratan con otros métodos como radioterapia, inyecciones de corticoides o cirugía.

Publicidad
3

Manchas de nacimiento

Las manchas de nacimiento son imperfecciones cutáneas que consisten en zonas planas con la misma textura que el resto de la piel pero con una coloración diferente. Pueden estar presentes ya en el momento del nacimiento o desarrollarse en los primeros meses de vida. Son mayoritariamente marrones, rojas o negras, pueden variar mucho en tamaño, pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo y no representan ningún problema más allá del estético. Se pueden eliminar mediante técnicas de cirugía estética.

4

Manchas de envejecimiento

Con la edad la piel puede perder pigmentación en algunas zonas y oscurecerse en otras. Entre los factores que promueven estas imperfecciones cutáneas la principal es la exposición solar. Al igual que las manchas de nacimiento, las manchas de edad o envejecimiento no presentan más problemas que el estético y se tratan de forma similar.

5

Variaciones en el tono de piel

Un tono de piel desigual en algunas zonas del cuerpo es también una causa habitual de imperfecciones cutáneas, aunque a menudo mucho más sutiles. La hiperpigmentación es una de las formas más comunes de tono cutáneo desigual y se produce por sobreproducción de melanina en algunas zonas. La producción de melanina se ve afectada por exposición solar, hormonas, lesiones en la piel, ….. Dependiendo de la causa se podrá tratar con exfoliación, cremas o incluso medicación para regular el sistema hormonal.

Prevención de imperfecciones en la piel

Algunas imperfecciones cutáneas son imposible de prevenir, por ejemplo las manchas de nacimiento. La mayoría de las demás se pueden prevenir con un adecuado cuidado de la piel. La aplicación de protección solar y evitar el bronceado puede ayudar a prevenir la aparición de manchas de edad y a mantener un tono de piel homogéneo. Beber la cantidad diaria de agua adecuada y mantener la piel hidratada es fundamental para que la piel esté sana; en este aspecto, limpiarla regularmente para retirar impurezas juega también un papel importane. En caso de lesiones, un cuidado apropiado de las heridas ayudará a reducir las posibles cicatrices.

Publicidad