Publicidad

La presencia de alas en las hormigas tiene lugar durante una fase particular de su vida, el apareamiento. Podemos encontrar hormigas voladoras en todas las especies de hormigas, no son una especie aparte. No todos los individuos de una colonia de hormigas que está en época de apareamiento desarrollan alas. Los machos que pasan por esta fase mueren poco tiempo después de aparearse. La mayoría de hormigas voladoras hembra también mueren tras el apareamiento y unas pocas se convierten en hormigas reina, perdiendo sus alas y dedicándose a poner huevos el resto de su vida para aumentar su colonia.

Cada colonia de hormigas consiste en hormigas reina dedicadas a la procreación, miles de hormigas obreras, ambos tipos son hembras, y unos pocos machos. En contra de la creencia popular, existen colonias de algunas especies con más de una hormiga reina, colonias sin hormigas reinas y en algunas especies, como las hormigas guerreras, las hormigas reina no tienen alas. Las hormigas macho son todas fértiles y aladas y su única función es aparearse; de los huevos fecundados nacen hembras y de los huevos no fecundados nacen mayos. Entre las hembras sólo las reinas son fértiles. En las colonias sin hormigas reina las hembras obreras tienen también la capacidad de aparearse y se llaman hormigas “gamergates“. Las hormigas reina pueden vivir hasta 30 años, las obreras hembra entre 1 y 3 años mientras que los machos viven tan sólo unas semanas.

El establecimiento de nuevas colonias

En la mayoría de especies de hormigas el apareamiento tiene lugar de forma anual (son univoltinas). En esta época los machos y reinas, ambas con alas, realizan el conocido como vuelo nupcial. Salen fueran de la colonia, generalmente hacia sitios altos como árboles, tejados y colinas, y allí se aparean generalmente con individuos de colonias vecinas. Los machos mueren poco después y la reina vuela hasta un sitio adecuado para establecer una nueva colonia; en raras ocasiones vuela de vuelta a la colonia de origen. Una vez elegido el sitio, la reina pierde las alas, construye un pequeño nido y comienza a poner huevos. La reina almacena esperma recogido durante el apareamiento y realiza una fecundación selectiva de los huevos que pone.

El establecimiento de nuevas colonias es exitoso en un pequeño porcentaje. Las hormigas voladoras reinas que consiguen establecer una nueva colonia se dedicarán a poner huevos el resto de su vida, en algunas especies hasta 30 años, habiéndose apareado tan sólo una vez. El único propósito de las hormigas reina es poner huevos y las obreras que produce se establecen en grupos o castas con trabajos especializados: cuidado de la hormiga reina, alimentación de las larvas, recolección de comida, construcción y mantenimiento del nido, defensa, etc.

Es frecuente que se confundan termitas voladoras y hormigas voladoras. Para diferenciarlas hay que mirarlas de cerca. Las hormigas tienen tres partes: cabeza, tórax y abdomen. Las termitas tiene sólo dos partes: cabeza y cuerpo.

Galería

Publicidad
  • Hilda Alcantara

    Las hormigas con alas no viven dentro de las casas; sabe alguien donde se guardan antes de llover?..