Publicidad

Una línea T1 es un tipo específico de línea telefónica de cobre o de fibra óptica que puede transportar más datos que las líneas de teléfono tradicionales. Fue desarrollada por AT&T Labs y se utilizan en Norte América y Japón. También se llama T-carrier line tipo 1 (línea portadora-T). Las líneas T1 tienen una capacidad de 1,544 megabits por segundo (1,544 Mbps, más de un millón y medio de bits por segundo). En Europa y otras partes del mundo se utilizan líneas E1 con capacidad de 2,048 Mbps.

Las líneas de teléfono fabricadas con cable de cobre trenzado han sido el estándar en transmisión de señales de voz y señales analógicas de datos durante décadas. Este estándar fue, o está aún siendo, lentamente reemplazado por líneas de fibra óptica construidas con fibra de vidrio capaces de soportar flujos de datos mucho mayores pero aún se pueden encontrar líneas T1 de ambos materiales.

Las líneas de teléfono normales pueden transferir a la vez una señal de voz y datos hasta un máximo aproximado de 30.000 bits por segundo (≈ 30 kbps) utilizando un módem tipo dial-up. Las líneas T1 pueden transmitir hasta 1,544 Mbps de datos o pueden ser utilizadas para transmitir hasta 24 canales digitales de voz. Esto hace que se puedan utilizar en el servicio telefónico de un edificio o para transmitir datos con una velocidad hasta aproximadamente 60 veces superior que el módem tradicional. Los negocios con numerosas líneas de teléfono pueden ahorrar dinero adquiriendo una línea T1 dedicada para enlazar entre el lugar de trabajo y la central telefónica local. Esto puede reducir los costes cargados por la compañía de telecomunicaciones y ofrecer acceso a Internet de alta velocidad al mismo tiempo. El coste de contratar una línea T1 depende de varios factores, principalmente de la distancia entre el lugar de instalación y la central de comunicaciones.

El precio de una línea T1 ha tendido a ser bastante caro pero su precio es cada vez menor debido al aumento progresivo de la demanda. Los proveedores de acceso a Internet (ISP – Internet Service Provider) generalmente tienen líneas T1 alquiladas que utilizan para dar acceso a Internet a sus clientes. Otras líneas de fibra óptica dedicadas son los tipos T2 y T3 que cuentan con una capacidad mayor. Una línea T3 es equivalente a 28 líneas T1 y es utilizada por grandes compañías que tienen grandes necesidades de transferencia de datos y voz. Existen estándares de líneas T superiores al T3 pero en la actualidad tienen aún muy poco uso.

En toda la Unión Europea y en otras zonas del mundo se utilizan otro tipo de líneas portadoras, las llamadas E1 y E3, de mayor capacidad que sus homólogas tipo T (una línea E1 tiene una capacidad de 2,048 Mbps). También existen líneas E2 pero no son muy comunes. Líneas portadoras tipo T y tipo E son incompatibles entre sí. En términos generales, una línea T1 o E1 no es rentable para uso doméstico.

Publicidad