Publicidad

La atmósfera de presión es una unidad de medida cualitativa que se define como la presión que ejerce la atmósfera terrestre a nivel del mar. Se suele utilizar el símbolo atm, es equivalente a 101325 Pa (pascales) y, aunque es frecuente que 1 atm se refiera como el valor de presión normal, la atm no es una unidad del Sistema Internacional de Unidades.

Historia y usos

La atmósfera de presión se adoptó por primera vez en 1954 en la décima Conférence Générale des Poids et Mesures (Conferencia General de Pesos y Medidas). Su valor se estableció en 101325 Pa y se recomendó su uso general como valor de referencia a partir del cuál calcular propiedades fisicoquímicas de un sistema.

En varias disciplinas e industrias, principalmente relacionadas con la química, se utilizó mucho el concepto “en condiciones de presión y temperatura estándar” para referirse a valores de 1 atm y 25 ºC, o de 1 atm y 20 ºC, también referidos como “condiciones de presión y temperatura normales”.

La presión atmosférica se puede definir como la fuerza por unidad de superficie que el aire de la atmósfera ejerce sobre la superficie terrestre a nivel del mar. Esta presión es el peso de la columna vertical de aire que hay sobre un determinado punto, y debido a la densidad variable del aire y a las condiciones atmosféricas cambiantes, su cálculo es muy complicado, aunque su medida es muy sencilla, incluso con instrumentos tan rudimentarios como los primeros barómetros de mercurio del siglo XVII, pero obviamente no es un valor fijo en todo el planeta ni a lo largo del tiempo sino que es una medida cualitativa y variable.

Publicidad

El estado estándar es en realidad un estado arbitrario definido por el investigador, aunque el uso de valores de referencia estandarizados en el ámbito científico tiene sus claras ventajas; permite, por ejemplo, comparar datos de diferentes investigaciones de una forma directa. Los estándares más utilizados en la actualidad son los establecidos por la IUPAC (International Union of Pure and Applied Chemistry), que son:

  1. Condiciones estándar de temperatura y presión: 0 ºC (273.15 K) y 105 Pa (100 kPa, 1 bar). Se suelen referir con las siglas STP, del inglés Standard conditions for temperature and pressure. Antes de 1982, la IUPAC recomendaba 273.15 K y 1 atm (1.01325 × 105 Pa).
  2. Condiciones normales de temperatura y presión: se consideran las condiciones cualitativas correspondientes a las condiciones de “laboratorio” en las que se realizan las medidas. Si son distintas a las condiciones estándar, deben ser mencionadas junto a los resultados. En el IUPAC Gold Book, un “valor normal” es aquel medido a 101325 Pa, es decir a una 1 atm, pero no menciona un valor de temperatura “normal”.

Así, el uso actual de las atmósferas como unidad de presión no se considera estándar y no sería el más recomendable para realizar mediciones de referencia, aunque sería una aproximación cercana al uso de las condiciones estándares definidas en pascales y grados centígrados, ambas unidades adoptadas en el Sistema Internacional de Unidades.

En algunas ámbitos, no obstante, la unidad atm sigue siendo muy utilizada. Por ejemplo, los buceadores suelen calibrar sus equipos tomando como referencia la presión del aire a nivel del mar y utilizan las unidades atm.

Otra unidad muy similar, aunque mucho menos utilizada a lo largo de la historia, es la atmósfera técnica, abreviada at y que equivale a 98.0665 kPa.

Referencias

  1. Glossary of Atmospheric Chemistry Terms. IUPAC
  2. Normal. IUPAC Gold Book.

Publicidad