Publicidad

Una antena coaxial es un tipo de antena dipolar de onda media que se utiliza para transmitir ondas de radiofrecuencia (RF) a una frecuencia específica entre dos dispositivos electrónicos. También se conoce domo dipolo coaxial y se utiliza en muchos sistemas de comunicación como el GPS (Global Positioning Systems), teléfonos inalámbricos, red de área local inalámbrica (WLAN) y otros sistemas de comunicación en edificios, túneles, servicios de transporte público y en numerosos servicios de emergencia. El objetivo de la antena es la de dirigir la señal de radiofrecuencia para que alcance su destino con la mayor intensidad y menor distorsión posible (interferencia con otras señales). La primera patente de una antena coaxial fue solicitada en el año 1937 en Estados Unidos por Arnold B. Bailey, trabajando para Bell Telephone Laboratories (hoy Bell Labs) y se le concedió en 1939.

Las tres características principales de las antenas coaxiales son:

  1. Tienen baja atenuación o pérdida de señal por acoplamiento.
  2. Son estables.
  3. Son fáciles de instalar.

La instalación de una antena coaxial tiene algunos requisitos básicos como mantener la antena al menos 10 cm separada de mures y paredes, uso de soportes no-conductores, protegerla y limpiarla de polvo y suciedad y evitar que haya objetos metálicos cerca. Si no se siguen estas instrucciones se puede experimentar fácilmente distorsión en la señal.

Las antenas coaxiales se suelen emplear para transmitir señales por encima de 10 Mhz. Son muy populares entre radioaficionados, que suelen emitir en frecuencias en torno a los 27 Mhz. Se utilizan también en numerosos sistemas de comunicación, especialmente de corto alcance, como los sistemas VHF (Very High Frequencies) que emiten señales entre 30 y 300 Mhz.

La antena coaxial más utilizada es una antena dipolar de forma tubular en cuya estructura hay un conductor interno, una capa separadora de mica, un conductor externo y una funda exterior. El conductor interno suele ser cobre macizo o alambre de cobre recubierto de aluminio mientras que el conductor externo suele ser un tubo hueco, también de cobre. La mica tiene una importante función evitando el sobrecalentamiento de los conductores, calentamiento que provocaría pérdida de señal. La funda externa suele ser de polietileno o algún otro material termoplástico flexible.

La composición de una antena coaxial, como ves, es muy similar a la de un cable coaxial. Por esto un cable coaxial puede utilizarse a modo de antena. No obstante, las antenas  y cables coaxiales tienen unas cuentas diferencias. Una de las más importantes es que el modo transversal electromagnético (TEM) irradia hacia el exterior en las antenas coaxiales e irradia hacia el interior en un cable coaxial estándar.

Documentos

Publicidad