Publicidad

Los transformadores eléctricos son aparatos que se utilizan precisamente para eso, para transformar energía eléctrica. Utilizando el fenómeno de la inducción electromagnética, los transformadores son capaces de transformar energía eléctrica de un determinado voltaje en energía eléctrica de voltaje diferente (el voltaje es la medida de la tensión eléctrica, esto es, la cantidad de electrones que fluyen por la corriente).

La electricidad de alto voltaje puede recorrer mayores distancias de forma más eficiente al reducirse las pérdidas por efecto Joule, y para hacerla utilizable a nivel doméstico e industrial se hace pasar por transformadores que reducen la tensión manteniendo la potencia. De esto modo, el uso de transformadores hace que la electricidad se pueda transportar largas distancias de forma muy eficiente.

Los transformadores en el transporte de electricidad

Probablemente el uso más común, y quizás el más necesario, de los transformadores eléctricos sea en el transporte de la electricidad desde las plantas de producción a los hogares y negocios. Debido a que la electricidad a menudo tiene que recorrer grandes distancias, la electricidad que sale de las centrales es de alto votlaje y es transformada en varios puntos hasta alcanzar los niveles de voltaje adecuados para el uso doméstico e industrial según el caso.

De forma esquemática, cuándo la electricidad abandona la planta de producción es de alto voltaje, de hecho suele pasar por transformadores elevadores de tensión para disminuir las pérdidas por el efecto Joule. Llega a subestaciones dónde el voltaje es disminuido al hacer pasar la electricidad por transformadores reductores. De aquí pasa a transformadores locales más pequeños, como los que se pueden encontrar en los postes eléctricos, dónde vuelve a disminuirse el voltaje.

El uso de los transformadores eléctricos se considera un hito en la industria del sector eléctrico pues permite un transporte de electricidad de forma mucho más eficiente que con anterioridad.

Publicidad

Otros usos

Los transformadores eléctricos son utilizados por una amplia variedad de aparatos y electrodomésticos que funcionan con niveles de tensión eléctrica diferentes a los que proporciona la red. Estos aparatos llevan su propio transformador en el interior para transformar la electricidad a los niveles adecuados antes de que entre al circuito eléctrico del aparato.

Los inversores de voltaje son un tipo de transformador eléctrico también muy conocido y utilizado.

Otro uso es en dispositivos de seguridad, puede que el más conocido sea el diferencial, un dispositivo situado entre la red eléctrica interna y externa de las viviendas y que, utilizando transformadores, compara la intensidad eléctrica que entra con la intensidad que sale y si hay una diferencia superior a 10 mA se desconecta todo el circuito para evitar posibles accidentes.

Galería

 

Publicidad