Publicidad

El USB, las siglas para Universal Serial Bus (en español Puerto de Serie Universal), es un puerto estándar para conexiones externas que permite conectar prácticamente cualquier tipo de dispositivo a un ordenador u otros aparatos como televisores o cadenas musicales: teclados, ratones, pen drives, impresoras, mp3, teléfonos móviles y así podemos seguir con una interminable lista. Los cables de conexión USB tienen dos extremos. Por uno está la conexión al PC, por el otro está la conexión al dispositivo y esta conexión puede ser de varios tipos. El Micro USB es uno de estos tipos y es utilizado por dispositivos pequeños como los teléfonos móviles, los PDA (Personal Digital Assistant) o las tablets. Otros estándares son el Mini USB, un tipo de conector que reemplazó al conector USB normal y que ahora está siendo reemplazo por el Micro USB en la mayoría de dispositivos portátiles.

Existen dos tipos de conectores tipo Micro USB. El Micro-B y el Micro-AB. El Micro-B es el utilizado por los dispositivos estándar para conectarse al ordenador (llamado host o parte A de la conexión USB). El Micro-AB es el utilizado por los dispositivos USB OTG (On-The-Go, también conocidos como USB Host). El USB OTG permite que el aparato conectado actúe como un host al que se le pueden conectar otros dispositivos, como un teclado, un ratón, un disco duro u otro dispositivo OTG, mientras que actuará como un dispositivo USB estándar cuándo se conecte a un dispositivo no OTG. También existen conectores Mini-AB para dispositivos OTG con puertos Mini USB.

La tecnología Micro USB fue desarrollada por el USB Implementers Forum, Inc. (USB-IF), un grupo independiente sin ánimo de lucro que trabaja en el desarrollo y avance de la tecnología USB y cuyas recomendaciones sirven de guía para el desarrollo de nuevos productos por la empresas tecnológicas.

Mini vs Micro USB

Si comparamos un Mini USB con la versión Micro nos encontraremos con numerosas ventajas. La más obvia es el menor tamaño, muy útil en los dispositivos portátiles en los que el tamaño importa mucho. El micro USB permite que puedan fabricarse dispositivos con un diseño más fino y ligero. Otra gran ventaja del Micro USB es su mayor durabilidad al fabricarse con una carcasa de acero inoxidable que permite más de 10 mil ciclos de conexión sin apenas deterioro así como un mecanismo de enganche más fiable sin comprometer la facilidad de uso del USB para sincronización y carga de dispositivos portátiles.

El soporte de la tecnología USB OTG es también una gran ventaja pues permite la comunicación directa entre dos dispositivos portátiles sin la necesidad de un ordenador u otro dispositivo intermedio ofreciendo una conectividad realmente móvil. Por ejemplo, se pueden conectar directamente dos teléfonos móviles e intercambiar fotos, música o documentos utilizando mucha menos energía que otros tipos de conexiones, lo que supone un ahorro de batería importante. Aunque ya existía Mini USB con soporte para la tecnología OTG, esto no fue muy utilizado y tiende a ser un estándar en el Micro USB.

Galería

Publicidad