Publicidad

Un fotómetro es un aparato destinado a medir la luz. Existen diferentes tipos según la propiedad de la luz que midan siendo el más común los fotómetros destinados a medir la intensidad. La fotometría ha existido desde hace muchos años y es una herramienta básica hoy en día en numerosas disciplinas, entre ellas la astronomía o la fotografía digital. Veamos los tipos y usos principales de este instrumento.

Se puede decir que el primer fotómetro de la historia, el primer instrumento para medir la intensidad de la luz, fue el propio ojo humano. Los primeros científicos en estudiar la luz contaban sólo con su ojo para medir las propiedades de la luz, con todas las limitaciones que ello conllevaba. Los fotómetros actuales pueden medir todos los tipos de luz y un amplio rango de características, principalmente intensidad, absorbancia y fluorescnecia.

Principales usos

El uso más común de los fotómetros actualmente es sin duda en el campo de la fotografía digital. Toda cámara digital actual incorpora un fotómetro con el cuál se determina la apertura del objetivo y tiempo de exposición correcto en función de las características de la luz del área a fotografiar.

Gran parte de los avances en el cocimiento del universo se producen por el estudio de datos registrados por fotómetros. En astronomía se utilizan para medir la cantidad de luz proveniente de las estrellas y otros objetos astronómicos. Gracias a los fotómetros, por ejemplo, podemos conocer la cantidad exacta de luz que nos llega desde el Sol. Los fotómetros más destacados en astronomía son el fotómetro fotoeléctrico y el fotómetro CCD (charge-coupled device).

Publicidad

Los fotómetros también tienen aplicación industrial, por ejemplo, para medir los colores exactos en la fabricación de pintura. También pueden determinar la intensidad de una llama al medir la cantidad de luz infrarroja que desprende. En resumen, en cualquier situación que se requiere una medida de luz los fotómetros son los instrumentos de elección.

¿Qué mide un fotómetro?

Los fotómetros pueden medir diferentes cualidades de la luz: iluminancia, irradiancia, absorción de luz de un objeto, dispersión, reflexión, fluorescencia, fosforescencia y luminiscencia. No todos los fotómetros están diseñados para medir todas las propiedades de luz, ni siquiera para medir cualquier tipo de luz (infrarroja, ultravioleta, visible, etc). Determinar el tipo de luz y las propiedades que se van a medir es el primer paso para elegir el instrumento adecuado.

Para detectar la luz los fotómetros utilizan fotoresistores, fotodiodos o fotmultiplicadores, o una combinación de ellos. Para medir la luz de forma precisa, primero se hace pasar por un filtro y posteriormente se puede medir su longitud de onda, dato característico de una onda electromagnética como es la luz. Algunos fotómetros miden la luz en fotones y no en longitud de onda.

En definitiva, los fotómetros son instrumentos que miden diferentes propiedades de la luz y que son útiles en una amplia variedad de campos. Están presentes desde laboratorios de investigación científica avanzada a la cámara de nuestro teléfono móvil.

Galería

Publicidad