¿Qué es un cruce monohíbrido?

Guisantes en vaina

Un cruce monohíbrido es el cruce entre dos individuos que difieren en una sola una característica para la que son homocigóticos. Cada uno tiene un fenotipo diferente definido por un par de alelos iguales.

El resultado de este cruzamiento es una descendencia con características opuestas: toda es heterocigótica para el rasgo estudiado y toda presenta el mismo fenotipo. Se dice que los descendientes son monohíbridos.

El cruce monohíbrido fue el primer experimento que realizó Mendel, el padre de la genética, y las posibles combinaciones de genotipo se pueden ver fácilmente en un cuadro de Punnett:

Cruce monohíbrido con guisantes
Cruce monohíbrido con guisantes verdes y amarillos de raza pura

Explicación

Cada rasgo o característica de un organismo diploide, como son todos los animales y plantas superiores, viene determinado por un segmento de ADN llamado gen, y ser diploide significada que cada individuo cuenta con dos copias de cada gen. Cada una de las copias se denomina alelo.

Durante la fecundación, el óvulo proporciona un alelo y el espermatozoide otro alelo, que pueden ser iguales o distintos. Cuándo los dos alelos de un mismo gen son iguales, el individuo es homocigótico para ese gen; en caso contrario el individuo es heterocigótico.

En el cruce monohíbrido se cruzan dos organismos homocigóticos para un determinado rasgo; cada uno tiene sus dos alelos iguales pero diferentes a los del otro individuo. El resultado es que todos los descendientes serán heterocigóticos, ya que solo hay una posible combinación entre los alelos de los progenitores: cada descendiente recibirá el mismo tipo de alelo de cada progenitor.

En el ejemplo anterior del cruce monohíbrido con guisantes verdes y amarillos, un progenitor es homocigótico para el color verde (GG), y el otro es homocigótico para el color amarillo (gg). La única combinación posible para la descendencia es el genotipo heterocigótico Gg. Como el alelo verde (G) es dominante, y el alelo amarillo (g) es recesivo, la descendencia será heterocigótica y desarrollará el rasgo del color verde.

Es decir, toda la descendencia en el cruce monohíbrido son heterocigóticos y todos expresan el mismo rasgo, el rasgo del gen dominante.

Segunda generación en un cruce monohíbrido

Si la primera generación de un cruce monohíbrido solo puede presentar un genotipo y un fenotipo determinado, en la segunda generación volverán a aparecer nuevas combinaciones, incluyendo heterocigotos y homocigotos, y la expresión de ambos fenotipos, tanto del dominante como del recesivo.

En la segunda generación hay posibilidad de genotipos GG, Gg y gg, con un ratio en el genotipo de 1:2:1:

  • 25% de los descendientes serán homocigóticos GG
  • 50% de los descendientes serán heterocigóticos Gg
  • 25% de los descendientes serán homocigóticos gg
Segunda generación
Gg
GGG (fenotipo verde)Gg (fenotipo verde)
gGg (fenotipo verde)gg (fenotipo amarillo)

Sin embargo, el ratio en el fenotipo es de 3:1:

  • 75% de los descendientes desarrollarán el color verde (todos los genotipos GG y los genotipos Gg).
  • 25% de los descendientes desarrollarán el color amarillo (solo los genotipos gg).