Publicidad

La tasa morbilidad es un concepto epidemiológico que se refiere al número de personas que tienen una enfermedad (u otra condición) respecto a una población y período determinados. El término proviene del latín morbidus, que significa enfermo o “sin salud”. También se utiliza morbididad como sinónimo. No se debe confundir con mortalidad, concepto que incorpora la cualidad de mortal y es el número de defunciones en una población y período determinados debido a una enfermedad o causa concreta.

Indicadores de morbilidad

El concepto de morbilidad está relacionado con indicadores epidemiológicos que sirven para medir el riesgo de contraer una enfermedad. También permiten identificar los grupos más propensos a verse afectados, lo que es extremadamente útil en salud pública en la elaboración de programas de prevención y detección precoz. Con los datos de morbilidad también se puede realizar una mejor planificación sanitaria de los recursos disponibles.

Los tres indicadores de morbilidad más importantes son la tasa de incidencia, la tasa de prevalencia y tasas de morbilidad específicas o particulares por causas o características.

1

Tasa de incidencia

La tasa de incidencia mide los casos nuevos de una enfermedad que se producen en período determinado. No tiene en cuenta los casos existentes antes de ese período, sólo los nuevos casos detectados. La tasa de incidencia se interpreta como el riesgo de contraer la enfermedad para un individuo que pertenezca a la población de referencia. La población de referencia suele delimitarse geográficamente o por otros factores que definan a la población en riesgo.

La tasa de incidencia es un indicador de vigilancia epidemiológica muy útil para conocer las variaciones de distribución de la enfermedad en relación al tiempo, población y zona geográfica.

Cálculo

La tasa de incidencia se calcula como el cociente entre el número de casos nuevos (incidencia) y el número de habitantes de la población en un período dado:

TI = \frac{I}{PT}

Dónde:

  • TI es la tasa de incidencia
  • I es la incidencia (número de casos nuevos)
  • PT es la población total expuesta en el período de tiempo T

Por ejemplo, supongamos que estamos ante 50 casos nuevos de salmonelosis en un año en una población de 2.500.000 de habitantes:

TI = 50 casos/(2500000 habitantes × 1 año) = 0,00002 casos/(habitante × año)

Tenemos que la tasa de incidencia es de 0,00002 anual, o lo que es los mismo (multiplicado por 100), del 0,002 % anual.

Es común que la tasa de incidencia se exprese por 100 mil habitantes. Para obtenerlo se multiplica el resultado de la ecuación anterior por 100000:

0,00002 × 100000 = 2

Se diría entonces que la tasa de incidencia anual es de 2 casos por cada 100 mil habitantes. La cantidad de habitantes para la que se calcula la tasa de incidencia puede variar según la enfermedad y la población estudiada. Por ejemplo, se puede calcular la incidencia por cada millón de habitantes en casos de enfermedades raras para los que la tasa por 100 mil sea muy pequeña.

Publicidad
2

Tasa de prevalencia

La tasa de prevalencia es otra medida de morbilidad similar a la tasa de incidencia pero considera todos los casos de enfermedad existentes y no sólo los nuevos. La tasa de prevalencia se interpreta como el riesgo de que se padezca la enfermedad. Es un indicador epidemiológico útil para medir la evolución temporal de la prevalencia de una enfermedad, lo que puede poner de manifiesto zonas y poblaciones con mayor riesgo.

Se diferencian dos tasas de prevalencia, la puntual y la de período:

  • Tasa de prevalencia puntual: mide la probabilidad de que un individuo sea un caso de enfermedad en un momento dado.
  • Tasa de prevalencia de período: se define como la frecuencia de la enfermedad para un período dado y mide la probabilidad de que un individuo sea un caso en cualquier momento del período.

Cálculo

Supongamos que tenemos una población de 750000 personas. En el mes de Enero en esta población hay 2 casos de Hepatitis A. El día 3 del mes de Febrero aparece 1 caso más y en el mes de Marzo aparecen 3.

Si se calcula la tasa de prevalencia el 28 de Febrero, está será prevalencia puntual y se calcula del siguiente modo:

PP = \frac{Ct}{Nt}

Dónde:

  • PP es la Prevalencia Puntual
  • Ct es el número de casos existentes en el momento t
  • Nt es la población en el momento t

Así, a 28 de Febrero, la prevalencia puntual sería:

PP = 3/750000 = 0,000004 (0,0004 %)

Si ahora calculamos la prevalencia para el período 1 de Enero – 31 de Marzo, utilizaríamos la siguiente fórmula:

PP(t_{0}, t) = \frac{C(t_{0}, t)}{N}

Dónde:

  • PP(t0, t) es la Prevalencia para el Período desde t0 a t
  • C(t0, t) es el número de casos existentes durante el período desde t0 a t
  • N es la población total observada

Así, la prevalencia del período 1 de Enero – 31 de Marzo será:

 PP(t0, t) = 6/750000 = 0,000008 (0,0008 %)
3

Tasas de morbilidad específicas por causas o características

Las tasas de incidencia y de prevalencia generales se suelen referir a zonas geográficas concretas pero también es habitual que se calculen las tasas de incidencia y prevalencia para grupos específicos de esa población. Por ejemplo, por sexo, por grupos de edad o por sectores laborales. De esta forma se obtiene una idea más completa de la morbilidad de la enfermedad estudiada y como se distribuye en los diferentes sectores.

Referencias

Publicidad