Publicidad

La madera FSC es la forma con la que se conoce a la madera certificada por el Forest Stewardship Council, una organización internacional sin ánimo de lucro que tiene como objetivo la promoción de la gestión responsable de los recursos forestales del planeta desde un punto de vista ambiental, social y económico. Para ello, el FSC establece unos estándares y recomendaciones (recogidas en los Principios y Criterios FSC y en los Grupos de Desarrollo de los Estándares Nacionales FSC) que las empresas han de cumplir en la fabricación de sus productos si quieren obtener el certificado.

Una vez obtenido el certificado, la empresa es autorizada para utilizar la marca registrada FSC® y un sello distintivo en el etiquetado de sus productos. De este modo, los consumidores pueden distinguir los productos de madera y derivados (papel, cartón, etc) que provienen de bosques de gestión responsable.

Los tres tipos de certificados FSC

El FSC emite tres tipos de certificados que abarcan toda la cadena desde los bosques hasta el consumidor final. Estos certificados son:

  1. Certificado de la Gestión Forestal
  2. Certificado de la Cadena de Custodia
  3. Certificado de Madera Controlada

Veamos cada uno de ellos en más detalle.

1

Certificado de Gestión Forestal

El certificado de Gestión Forestal FSC indica que la gestión de los bosques de los que se obtiene la madera cumple con lo establecido en los Principios y Criterios FSC. Para la obtención de este certificado el gestor forestal ha de contratar los servicios de una empresa certificadora acreditada. Para los pequeños propietarios y pueblos indígenas, el FSC pone a disposición un sistema de acreditación simplificado mucho menos costoso que la acreditación por una empresa externa.

Los certificados de Gestión Forestal se emiten para cinco años y están sometidos a revisión anual.

2

Certificado de Cadena de Custodia

Este certificado verifica que los productos procedentes de bosques de Gestión Forestal certificada permanecen debidamente identificados y sin mezclarse con otros productos no certificados durante toda la cadena desde la salida del bosque hasta el consumidor final, incluyendo todo el proceso de transformación, almacenamiento y transporte.

Publicidad

En algunos casos se permite que se mezclen productos certificados con productos no certificados, siempre que se realice mediante procedimientos controlados y que se cumplan una serie de requisitos establecidos en las normas de la Cadena de Custodia FSC.

Algunos sellos y certificados ecológicos, como la Etiqueta Ecológica de la Unión Europea para muebles, requieren la certificación de Cadena de Custodia FSC u otra certificación que acredite que el suministro de materiales procede de fuentes responsables con el medio ambiente.

3

Certificado de Madera Controlada

El certificado de Madera Controlada se otorga cuándo se mezcla madera u otros productos forestales certificados con productos no certificados siempre y cuándo no provengan de fuentes inaceptables y se realice de una forma controlada. Por tanto, los requisitos de este certificado abarcan tanto aspectos de la gestión forestal como de la cadena de custodia.

Cómo fuentes inaceptables el FSC establece cinco categorías:

  • Madera procedente de tala ilegal
  • Madera talada violando derechos humanos
  • Madera talada en zonas de Alto Valor de Conservación
  • Madera talada en bosques que se van a transformar en una explotación no forestal, por ejemplo en una plantación agrícola
  • Madera procedente de árboles genéticamente modificados

El certificado de Madera Controlada permite a los fabricantes trabajar con materiales certificados cuyo suministro pueda ser volátil o que sean escasos. El objetivo principal de este certificado es facilitar la adhesión del mayor número posible de fabricantes para que aumente cada vez más la demanda de madera FSC y que aumente también la difusión y promoción de los principios del FSC.

Compra madera FSC

Como consumidores debemos buscar el logotipo FSC en el etiquetado de la madera o productos forestales derivados que compremos. De esta forma sabremos que estamos adquiriendo productos que cumplen con uno de los estándares actualmente más exigentes y que han sido fabricados pensando en la sostenibilidad ambiental, social y económica de las explotaciones forestales, no sólo a nivel global sino también a nivel regional a través de los Grupos de Desarrollo de los Estándares Nacionales FSC.

Galería

Publicidad