Publicidad

La Isla de basura, Isla de Plástico, Sopa de Plástico, Sopa Tóxica, o la Gran Mancha de Basura del Pacífico, son todos ellos nombres para referirse a una acumulación de basura flotante en el centro-norte del océano Pacífico, entre la costa Este de Estados Unidos, Japón y las islas Hawai. No se trata en realidad de una isla flotante, sino de una zona del océano en la que hay una alta concentración de desperdicios suspendidos en el agua.

¿Como se ha formado?

En el Pacífico Norte hay un vórtice de corrientes oceánicas, conocido con el nombre de giro del Pacífico Norte, en el que queda atrapado este plástico que a su vez arrastra y atrapa otros desperdicios. Con el paso de los años y la constante llegada de nueva basura, la concentración de desechos en esta zona ha ido aumentando hasta formar la conocida Sopa o Isla de Basura. El nombre de “isla” no es muy apropiado pues sugiere que es una masa de basura firme en medio del océano. Pero tal firmeza no existe sino que es una zona con alta concentración de basura en el agua, por lo que el nombre de “sopa” parecería más apropiado. Cualquiera que sea el nombre, en algunos análisis realizados en el agua de la zona se ha llegado a obtener casi tres veces más plástico que plancton (2,7 partes de plástico frente a 1 de plancton).

Se estima que todos estos desechos provienen en un 80% de los vertidos desde tierra, principalmente desde las costas de norteamérica y de Asia, y en un 20% de barcos y actividad marítima humana. El tamaño real se desconoce y se estima que puede ser desde 700.000 km2 a más de 15 millones de km2 y puede contener hasta 100 millones de toneladas de plástico y otra basura. Se sitúa entre los 135°O – 155°O y 35°N – 42°N, aunque su posición no es fija sino que se mueve con las corrientes oceánicas del giro del Pacífico Norte.

El giro del Pacífico Norte, o giro subtropical del Pacífico Norte, es una zona de altas presiones atmosféricas que obliga a las corrientes oceánicas superficiales a moverse lentamente hacia la derecha en un movimiento giratorio que succiona la basura desde otras partes del océano hacia el interior del giro. Esta zona de altas presiones es muy estable, pues se forma por el enfriamiento del aire caliente proveniente del ecuador en su desplazamiento hacia el norte. Existen otros vórtices oceánicos similares y todos ellos son tradicionalmente evitados por los marineros debido a la carencia de corrientes marinas y eólicas útiles para la navegación.

Al ser una zona evitada, la basura fue lentamente acumulándose hasta tener un volumen inmenso cuándo comenzó a detectarse. La mayoría de residuos que se pueden encontrar en la isla de basura del Pacífico son plásticos no biodegradables. El material orgánico y otros residuos terminan descomponiéndose pero los plásticos no, aunque puedan ser rotos en trozos cada vez más pequeños. En un informe de Greenpeace, se estima que aproximadamente el 10% del plástico fabricado en todo el mundo cada año termina en el mar.

¿Cómo se descubrió la Isla de Basura?

Aunque pueda parecer raro, la Isla de Basura no es visible con fotografías satélite ni detectable con radares (aún). El plástico se encuentra suspendido en el agua y su concentración no da como para que un radar lo detecte y desde el espacio las fotos solo registran agua.

En la revista National Oceanic And Atmospheric Administration de Estados Unidos se publicó un artículo en 1988 en el que se vaticinaba la formación de una mancha de basura que bien puede ser esta sopa tóxica. Sin embargo, no se le dio más importancia hasta que en 1997, Charles Moore, oceanógrafo estadounidense, la descubrió cuándo navegaba desde Los Ángeles a Hawai pasando por el giro del Pacífico Norte, zona que normalmente es evitada por los barcos ya que hay poco viento y mucha presión. Moore se encontró con una cantidad sorprendente de plástico flotando en el mar y alertó al oceanógrafo Curtis Ebbesmeyer, quién se encargaría de darle más repercusión ante la comunidad científica. Ebbesmeyer llamó a esta zona con el nombre de Eastern Garbage Patch (mancha de basura del Este), nombre con el que se le conoce en Estados Unidos. La Isla de Basura se convirtió así en el ejemplo más habitual cuándo se habla de contaminación marina.

Publicidad

En 2010 se descubrió otra mancha de basura en el Atlántico Norte dónde hay otro giro oceánico similar al giro del Pacífico Norte.

¿Qué efectos provoca?

Son muchos los riesgos y consecuencias medioambientales derivados de este gran cúmulo de plástico. Para empezar, la alta concentración de plástico limita la vida del plancton fotosintético en esas aguas, plancton que en su conjunto con el de restos de océanos es el responsable de la producción del 1/3 – 1/2 del oxígeno atmosférico. El plancton es además la principal fuente de alimento de muchas especies marinas.

En el archipiélago de Hawai es frecuente que lleguen oleadas de basura que cubren playas enteras. Aunque este es el menor de los males. Algunos plásticos fotosensibles se degradan por acción de la luz solar formando polímeros más pequeños pero que siguen siendo polímeros plásticos. Esta degradación puede dar lugar a trozos de plástico tan pequeños que se integran como parte del plancton y son ingeridos sin darse cuenta por los animales. Además, la acción de la luz solar sobre estos polímeros puede dar lugar a la formación de sustancias altamente tóxicas. El efecto tóxico puede ser causa directa de muerte de miles o millones de peces y aves. Pero las toxinas no se quedan en los peces y aves que mueren sino que pueden llegar de vuelta a nosotros y de forma concentrada en mucho del pescado que consumimos.

La gran isla de basura del Pacífico representa un gran reto para el hombre, pues puede ser muy difícil de limpiar. El conocimiento generalizado de este tema pone de relieve el gran problema que supone el vertido de residuos a los mares y que se da de forma generalizada en todo el mundo. Queda claro que lo que tiramos al agua no desaparece y que el mar se ha convertido en el vertedero más grande del mundo.

Galería

La Isla de Basura [Vídeo]

En el siguiente vídeo se puede apreciar a simple vista la alta concentración de plástico que hay en las aguas la Isla de Basura del Pacífico. Es una auténtica sopa.

Charles Moore habla sobre la isla de basura

En el siguiente vídeo Charles Moore, el descubridor de la isla de basura, habla sobre el problema de la contaminación de los mares y océanos. Es la versión corta con subtítulos, el vídeo original es más largo y lo podéis encontrar en este enlace (en inglés sin subtítulos).

Lecturas recomendadas

  1. C. J. Moore, S. L. Moore, M. K. Leecaster, S. B. Weisberg. A Comparison of Plastic and Plankton in the North Pacific Central Gyre. Algalita Marine Research Institute and Southern California Coastal Water Research Project. Publicado en Marine Pollution Bulletin 42 (2001) 1297–1300.
  2. C. J. Moore. Capt. Charles Moore on the seas of plastic [vídeo, disponible en línea en www.ted.com/talks/lang/en/capt_charles_moore_on_the_seas_of_plastic.html].

Publicidad