Publicidad

La espirulina (o spirulina) en polvo es un suplemento nutricional compuesto por diferentes cianobacterias del género Arthrospira, principalmente Arthrospira platensis (África, Asia y Sudamérica), Arthrospira maxima (Amércia Central) y Arthrospira pacifica (endémica de Hawai). Este suplemento nutricional lo podemos encontrar en polvo como tal, en cápsulas y en comprimidos. La espirulina es apreciada como suplemento nutricional por su alto contenido en nutrientes esenciales y también se le atribuyen variados beneficios para la salud. La espirulina en polvo también se utiliza en nutrición animal, especialmente en comida para peces. La mayoría de los estudios científicos sobre los beneficios para la salud de la espirulina realizados hasta el momento avalan muchos de sus usos.

La historia del uso del espirulina como suplemento nutricional parece que se remonta a miles de años. En el Chad, en centro del continente africano, existen evidencias que sugieren que en época del Imperio Kanem, con orígenes en el siglo XIII, se consumían una especie de tortas o bizcochos con espirulina llamados Dihé. Estos bizcochos se continúan haciendo y consumiendo hoy en día en el Chad. Se utilizan también para hacer caldos. Algunos historiadores también que los Aztecas cultivaban y consumían espirulina como suplemento basándose en descripciones realizadas en el sigo XVI por un soldado que viajaba con el conquistador Hernán Cortés. La palabra azteca para espirulina es Tecuitatl, que significa literalmente “excremento de piedra”.

Propiedades nutricionales

Como suplemento nutricional la espirulina aporta nutrientes muy importantes. Contiene multitud de vitaminas, destacando tiamina (B1), riboflavina (B2), nicotinamida (B3), piridoxina (B6), ácido fólico (B9), cianocobalamina (B12), vitamina C, vitamina D y vitamina E. Aunque la B12 está presente en la espirulina, no está en una forma absorbible por el aparato digestivo humano, por lo que recomienda no depender de la espirulina como fuente de vitamina B12 en dietas vegetarianas o veganas (PMID 17959839). La espirulina también es fuente de multitud de minerales, destacando calcio, cromo, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, selenio, sodio, zinc y potasio.

La espirulina también es una buena fuente de proteínas, aproximadamente el 60% del peso seco de la espirulina son proteínas. Las proteínas de la espirulina tiene un bajo contenido en cisteína, lisina y metionina si se compara con las proteínas de origen animal como carne o huevo (consideradas las mejores para la dieta humana). Pero el contenido en aminoácidos de la espirulina es significativamente superior a la mayoría de proteínas de origen vegetal. Es importante señalar que son proteínas de fácil digestión por lo que, combinadas con otras fuentes proteicas complementarias, es una excelente opción alimenticia.

La espirulina es un producto relativamente barato, aporta altas cantidades de vitaminas, minerales y proteínas y es fácil de producir. Todas cualidades hacen que la espirulina sea vista como una comida que puede utilizarse para combatir de forma eficaz la malnutrición a escala global y que sea un alimento apoyado por numerosos grupos y organizaciones, entre ellos las Naciones Unidas a través el IIMSAM (Intergovernmental Institution for the Use of Micro-alga Spirulina against Malnutrition).

Efectos sobre la salud

A la espirulina se le atribuyen numerosos beneficios para la salud y efectos medicinales que van mucho más allá de su valor nutricional. Los más destacados:

1

Refuerza el sistema inmunitario

La acción de refuerzo del sistema inmunitario mostrada por la espirulina parace estar relacionada con el aporte de sustancias antioxidantes y otros compuestos como la ficocianina, sulfolípidos y Ca-spirulan. Aunque no hay datos concluyentes, este efecto ha sido observado en algunos estudios (PMID 20837149).

Publicidad
2

Reduce las reacciones alérgicas

La espirulina ha demostrado en algunos estudios que reduce los síntomas de reacciones alérgicas, en concreto de rinitis alérgica (PMID 18343939). Esta es una de las razones de que mucha gente consuma espirulina en polvo a diario en pequeñas dosis. El mecanismo de acción parece estar relacionado con la disminución de interleucina-4 (IL-4), una glucoproteína del grupo de las citocinas que interviene en la regulación del sistema inmunitario en varios niveles. Su reducción ayudaría a reducir las respuestas alérgicas, las cuáles están mediadas por el sistema inmunitario. En casos de alergias leves, la reducción de IL-4 producida por la espirulina puede ser suficiente para mantener la alergia a raya.

3

Efectos sobre el sistema cardiovascular

Entre los efectos de la espirulina sobre el sistema cardiovascular destacan:

  1. Regulación de la hipertensión arterial e hiperlipemia (PMID 18039384)
  2. Reducción del colesterol (PMID 18714150)
  3. Disminución del riesgo de padecer embolia cerebral (un tipo de infarto cerebral) y acción neuroprotectora (PMID 20700612)
4

Efecto anticancerígeno

En algunos estudios la espirulina ha mostrado acción antitumoral. Por ejemplo, en un estudio llevado a cabo en el año 2009 (PMID 19926246), la espirulina demostró acción anticancerígena frente al cáncer de mama humano en combinación con selenio.

Se habla de otros muchos beneficios y efectos positivos de la espirulina sobre el cuerpo humano. Uno de los más frecuentes es su utilidad en programas de adelgazamiento y control de peso. La mayoría de estos efectos no cuentan con evidencia científica que los avale y muchos de ellos no son superiores a los beneficios que se obtendrían siguiendo una dieta sana y equilibrada, que es sin duda la principal ventaja de la espirulina como suplemento dietético debido a su composición y contenido en nutrientes.

¿Alga o bacteria?

Las cianobacterias, grupo al que pertenece las diferentes especies utilizadas en la fabricación de espirulina, eran conocidas antes como algas cianofíceas o algas verdeazuladas. Hoy se sabe que son bacterias procariotas con capacidad de realizar fotosíntesis oxigénica. Esto excluye a la espirulina de ser algas ya que las algas son todas eucariotas. También se denominan oxifotobacterias por ser las únicas bacterias que realizan este tipo de fotosíntesis.

Otro error común es confundir el complemento nutricional espirulina con el género Spirulina. El género Spirulina es grupo de cianobacterias en el que antes se incluían las especies de Arthrospira. Tras la división, que apareció a finales del siglo XIX, el nombre espirulina se siguió utilizando para denominar al suplemento nutricional aunque realmente ya no contenía “Spirulina”.

Galería

Publicidad