Publicidad

La conización cervical, biopsia en cono cervical o simplemente conización, es un procedimiento quirúrgico en el que se extrae una muestra de tejido del cérvix en forma de cono o de cuña. La muestra se suele tomar en parte del canal cervical, la zona que conecta el útero y la vagina, y en la parte inferior del cérvix.

conización o bipsia en cono
Zona de biopsia en la conización

¿Para qué se realiza?

La conización se realiza principalmente como prueba de diagnóstico de condiciones precancerosas en el cuello del útero:

  • Seguimiento de resultados anormales en citología vaginal o tests Pap.
  • Detección de neoplasia cervical intraepitelial, o NIC, en estado moderado o grave (NIC II y NIC III). El NIC es un estado precanceroso que en muchos casos es eliminado por el propio sistema inmune, pero en algunos casos puede evolucionar a cáncer cervical.
  • Detección de cáncer cervical uterino en estadios tempranos (de 0 a IA1).
  • Diagnóstico de cáncer cervical invasivo.

¿Cómo se realiza?

Las intervenciones de conización se realizan mediante colposcopia. La colposcopia es el procedimiento de exploración del útero que utiliza un colposcopio, un instrumento que permite ver el interior del útero y guiar los instrumentos para realizar las operaciones necesarias, en el caso de la conización la realización de la biopsia.

La biopsia en cono se realiza principalmente con tres métodos:

  • Extirpación electroquirúrgica con asa (LEEP): utiliza un asa metálica calentada por una corriente eléctrica para extirpar la muestra de tejido.
  • Extirpación con bisturí en frío.
  • Cirugía láser

La conización se considera generalmente como una intervención ambulatoria y no suele requerir hospitalización; el mismo día de la prueba la paciente puede regresar a su hogar. No obstante, en función del método de conización que se vaya a utilizar y las necesidades concretas de la biopsia, puede ser necesario anestesia general.

Publicidad

Tras la realización de una conización es normal que se experimente sangrado vaginal, dolor y molestias entre 2 y 6 semanas. Para reducir el riesgo de infección, durante este tiempo se deben evitar las duchas vaginales, relaciones sexuales, uso de tampones o cualquier otra acción que introduzca objetos en la vagina.

Si se experimenta dolor fuerte en la zona pélvica, sangrado abundante o signos de infección, como fiebre o mal olor del flujo vaginal, se debe consultar lo antes posible con los médicos.

En función de los resultados, el equipo médico decidirá si es necesario realizar nuevos tratamientos o nuevas pruebas de diagnóstico y seguimiento:

  • Pruebas Pap
  • Pruebas HPV
  • Colposcopia
  • Biopsias
  • Raspado o curetaje endocervical
  • Histerectomía (extirpación del útero)

Posibles efectos adversos

Además de las molestias, dolor, sangrado y riesgo de infección, que son los efectos adversos más comunes, la conización puede provocar otros efectos adversos a más largo plazo. Entre los más destacados:

  • Partos prematuros
  • Aborto espontáneo
  • Estenosis y cicatrización cervical

El método LEEP es el que se relaciona con un mayor riesgo de efectos secundarios.

Referencias

  1. Biopsia en cono (conización) para cambios celulares anormales en el cuello uterino. Health Encyclopedia, NorthShore University HealthSystem.
  2. ¿Cómo se diagnostica el cáncer del cuello uterino?. American Cancer Society.

Publicidad