Publicidad

En medicina, el volumen plaquetario medio (VPM) es una medida del tamaño medio de las plaquetas sanguíneas. Las plaquetas, también llamados trombocitos, no son células verdaderas aunque a menudo se refieren a ellas como tal. Su forma es irregular, no tienen núcleo y tienen un papel clave en la hemostasia ayudando a detener hemorragias en caso de lesión con la formación de trombos o coágulos. También son fuente de factores de crecimiento implicados en la regeneración de tejido.

Formación y funciones de las plaquetas

Las plaquetas se forman en la médula ósea a partir de los megacariocitos, las células precursoras de las plaquetas. Los megacariocitos son células muy grandes que van madurando hasta llegar un momento en el que, por diversos estímulos y señales citoquímicas, pierden el núcleo y su citoplasma se fragmenta para dar lugar a las plaquetas. Cada megacariocito puede generar más de 1000 plaquetas que pasan al torrente circulatorio.

Las plaquetas fluyen como componentes normales de la sangre. Cuándo se produce una lesión en la pared de un vaso sanguíneo, se pegan entre sí y a la pared del vaso dañado formando una estructura fibrosa que sella la lesión y bloquea la hemorragia. Este proceso, conocido como agregación plaquetaria, es uno de los principales procesos que intervienen en la hemostasia (conjunto de procesos para controlar las hemorragias) cuándo se dañan tejidos y se rompen venas o arterias.

Qué es y que importancia tiene el VPM

El recuento plaquetario es una medida de la cantidad de plaquetas en sangre. Se considera normal 150.000 a 400.000 plaquetas por microlitro. Un recuento de plaquetas por encima o por debajo puede ser señal de algún problema sanguíneo o con la médula ósea dónde se producen las plaquetas y el resto de células sanguíneas. El Volumen Plaquetario Medio no mide el número sino el tamaño de las plaquetas. Se basa en la medida del volumen de las plaquetas contenidas en una muestra y calculando su volumen medio. La medida del VPM puede poner en evidencia que existe algún tipo de problema antes de que el recuento plaquetario lo detecte y las dos pruebas combinadas se utilizan para el diagnóstico de varias enfermedades graves.

El VPM considerado normal puede variar desde 5 a 15 fl (Femtolitro. 1 fl = 1 μm3 = 10-15 L). Esta medida por sí sola puede no ser muy útil y necesita ser evaluada en conjunto con otros datos para determinar si el VPM está en un rango normal para un paciente determinado. Además, existen varias investigaciones que sugieren que el rango de tamaño saludable de las plaquetas puede variar según el origen étnico. Por ejemplo, las personas de origen mediterráneo suelen presentar un VPM superior a la media.

Publicidad

Problemas asociados con VPM anormal

Cuándo existe un VPM anormal puede ser señal de alguna enfermedad subyacente que afecta a la producción de las plaquetas de algún modo. Estas señales deben ser confirmadas generalmente con otros estudios y pruebas diagnósticas.

Además de ser señal de algún trastorno subyacente, tener un VPM elevado puede ser un peligro en sí mismo para el paciente. Un VPM elevado significa que la sangre tiene mayor tendencia a coagular, lo que aumenta el riesgo de trombosis, accidente cerebrovascular y otros problemas cardiovasculares. Cuándo existe esta situación se suelen prescribir tratamientos farmacológicos que contrarresten la acción de las plaquetas, como ácido acetilsalicílico (aspirina). Por otro lado, las personas con un VPM bajo pueden sangrar más fácilmente y el consumo de aspirina sería contraproducente.

Volumen Plaquetario Medio alto

El volumen plaquetario medio alto es común en pacientes con algunas formas de diabetes. Si el VPM alto se combina con un recuento bajo, es indicativo que se está produciendo destrucción de plaquetas por algún motivo, como trobocitopenia de origen inmunológico, preeclampsia (complicación del embarazo asociada a hipertensión) o un proceso inflamatorio derivado de una infección entre otros.

Un VPM alto con valores de conteo de plaquetas normal puede indicar que existe alguna enfermedad crónica, como leucemia mieloide o hipertiroidismo. Si se acompaña con un conteo alto es señal de que puede haber algún problema en la médula ósea que afecta a la producción de células sanguíneas.

Volumen Plaquetario Medio bajo

El VPM bajo asociado con un conteo bajo puede indicar alguna forma de anemia. También puede ser el efecto secundario de algunos tratamientos, como la quimioterapia contra el cáncer. Si se combina con un conteo normal puede señalar una insuficiencia renal crónica. VPM bajo y un conteo alto puede indicar infección, inflamación y también aparece en algunas formas de cáncer.

Publicidad