Publicidad

El formato FLAC es más moderno y con menos pérdida de calidad que el MP3 pero con un tamaño de archivo mucho mayor, por ello el MP3 sigue siendo uno de los formatos de audio digital más extendidos y utilizados. Con la codificación MP3 a 320 kbps se consigue una calidad excelente para la mayoría de reproductores de audio digital domésticos y para el propio oído humano. Pero, ¿que diferencia hay entre el MP3 con bit rate constante y con bit rate variable? Vamos a despejar la duda.

Bit rate constante vs. bit rate variable

El método de codificación con bit rate variable, conocido por las siglas VBR (del inglés Variable Bit Rate), está destinado a conseguir la más alta calidad de audio de forma uniforme a lo largo de toda la pista musical realizando una asignación de bits inteligente durante el proceso de codificación. Es decir, el Bit Rate va variando para mantener la calidad del audio lo más constante posible en todo el archivo. De forma general, el método de codificación MP3 con bit rate variable produce un nivel de calidad más alto que la condificación con bit rate constante para una codificación a Bitrate similar..

La codificación con bit rate constante (CBR – Constant Bit Rate), por su parte, es un método de codificación que, en lugar de variar el bit rate, va variando la calidad del audio para ajustar a un bit rate fijo y constante a lo largo del archivo MP3.

¿Cuándo utilizar un Bit Rate Constante?

Si tu prioridad es conseguir un determinado tamaño de archivo MP3, o al menos un tamaño más o menos predecible, deberás utilizar una codificación con Bit Rate constante.

Al utilizar un Bit Rate constante el tamaño del archivo final es predecible aunque la calidad del audio MP3 no será constante a lo largo de la pista de audio.

Publicidad

¿Cuándo utilizar un Bit Rate Variable?

La codificación con Bit Rate Variable fue desarrollada para usarlo cuándo la prioridad principal de la codificación en MP3 sea una calidad consistente en toda la pista y que el tamaño final del archivo no sea lo más importante.

En una pista de audio algunos tramos serán más difíciles de codificar que otros. La codificación con Bit Rate Constante codificará el audio al mismo Bit Rate fijado de antemano, tanto en estos tramos más complejos como en los tramos más fáciles. Por el contrario, la codificación con Bit Rate Variable asignará menos bits en los tramos más fáciles y asignará más bits cuándo el tramo así lo requiera por su complejidad. De esta forma, la codificación VBR consigue una calidad de audio más uniforme a lo largo de todo el MP3 mientras que el CBR lo que consigue es un Bit Rate constante.

En otras palabras, si utilizas Bit Rate Constante se variará la calidad para alcanzar el Bit Rate especificado mientras que al utilizar un Bit Rate Variable se varía el Bit Rate para conseguir la máxima calidad posible y uniforme.

Todo esto no quiere decir que no se tenga que especificar un Bit Rate para la codificación VBR. Normalmente se especificará una horquilla, por ejemplo, 192 – 320 kbps, lo que significa que se asignará un mínimo de 192 kbps para los tramos más fáciles y hasta un máximo de 320 kbps en los tramos más complejos de la pista musical.

La parte negativa es que la codificación MP3 con Bit Rate Variable no es soportada por algunos reproductores. Para mí esta desventaja forma parte del pasado y solo si intentas reproducir un MP3 en un reproductor realmente antiguo no será capaz de leer el archivo.

Publicidad