Publicidad

Las plantas se pueden dividir en dos grandes grupos, las plantas vasculares o traqueofitas, también conocidas como plantas superiores, y las plantas no vasculares. Las plantas no vasculares no tienen raíces ni tienen tejido vascular. Las traqueofitas, por el contrario, poseen raíces y tejidos conductores especializados en el transporte de agua, nutrientes y metabolitos.

Dentro de estos tejidos vasculares se diferencian dos tipos, el floema y el xilema, cada uno con una estructura diferente y una función específica. Se cree que aparecieron hace 450 millones de años y permitió que las plantas colonizaran hábitats terrestres.

Tanto el floema como el xilema tienen una estructura tubular y además del transporte de agua, minerales y nutrientes, también ofrecen soporte estructural y transportan señales químicas que permiten la comunicación entre distintas partes de la planta.

Juntos forman los haces vasculares (estelas) con diferente disposición entre diferentes partes de la planta y entre diferentes tipos de plantas. Generalmente el floema se sitúa en la parte externa de los haces vasculares y el xilema en la parte interna.

El proceso de formación de los haces vasculares se da en varios pasos. Primero se forma el protofloema y el protoxilema a partir del procámbium, un tejido del meristemo que aparece en el embrión y en los meristemos apicales de las plantas adultas. Después, a partir del cámbium fascicular, se forman el metaxilema y el metafloema, y posteriormente, si la planta tiene crecimiento secundario, se formarán el xilema y el floema secundarios a partir del cámbium vascular.

El floema

El floema, también llamado tejido criboso, es el tejido conductor encargado del transporte de la conocida como savia elaborada, que está compuesta principalmente por agua, azúcares, minerales y otras sustancias orgánicas (hormonas, aminoácidos, etc).

El transporte en el floema se concoe como translocación y es multidireccional. Se produce por la presión hidrostática positiva creada por el gradiente de concentración de las sustancias orgánicas del interior del floema, principalmente los azúcares; de este modo el flujo se produce desde las fuentes de azúcares hacia las zonas de uso.

Durante los períodos de crecimiento, generalmente durante la primavera, los órganos de almacenamiento, por ejemplo las raíces, son fuente de azúcares que son transportados a través del floema hacia los meristemos de crecimiento. Cuándo las hojas y partes fotosintéticas son la fuente de azúcares, el transporte se da en sentido contrario hacia los órganos de almacenamiento, como las raíces y frutos.

El floema se localiza en la parte externa de los haces vasculares en la mayoría de plantas, pudiendo aparecer además en la parte interna en algunas disposiciones, por ejemplo en la disposición antifloica. En el floema podemos encontrar dos tipos de células:

Publicidad
  1. Elementos conductores o cribosos: tubos cribosos y células cribosas.
  2. Elementos no conductores: células del parénquima (células de acompañamiento) y del esclerénquima (fibras y esclereidas).

Los tubos cribosos están formados por una serie longitudinal de células vivas anucleadas, llamadas elementos del tubo criboso, que tienen una pared celular engrosada con depósitos de calosa. Los elementos del tubo criboso están interconectados entre sí mediante las placas cribosas, situadas en los extremos apicales de cada célula y que conectan el citoplasma de células contiguas a través de sus numerosos poros.

Los tubos cribosos son típicos de angiospermas, mientras que en las gimnospermas los elementos conductores se denominan células cribosas. Las células cribosas se comunican entre sí mediante campos de poros llamados áreas cribosas, parecidas pero de estructura diferente a las placas cribosas.

El metabolismo de los elementos conductores del floema depende de diversas células de soporte que se sitúan a su alrededor. Las células de soporte son células del parénquima especializadas; entre ellas destacan las células acompañantes, las células de transferencia y las células intermediarias, cuya ocurrencia y disposición puede ser muy variable. También se pueden observar fibras del esclerénquima y esclereidas que dan protección y soporte.

Elementos del floema
Elementos y células del floema

El xilema

El xilema es un tejido vegetal lignificado que se encarga del transporte de la llamada savia bruta, compuesta por agua y sales minerales provenientes de la raíz. La madera, principal tejido de soporte mecánico en la mayoría de plantas, está compuesta principalmente por xilema, motivo por el que también se conoce como leño, aunque está presente por toda la planta.

El transporte en el xilema, a diferencia del floema, es unidireccional y el movimiento se produce principalmente por presión negativa. Los elementos conductores del xilema se conocen como elementos traqueales y pueden ser de dos tipos, las traqueidas y los elementos de los vasos. Ambos son células muertas en su madurez funcional y su citoplasma desaparece.

Los elementos de los vasos se unen longitudinalmente y forman los vasos del xilema. Puede haber flujo lateral a través de punteaduras en las paredes celulares pero el flujo principal es longitudinal a través de unas zonas porosas conocidas como placas de perforación. Las traqueidas son más delgadas, con menor volumen interno, y no presentan placas de perforación, solo las paredes punteadas, por lo que en general tienen menos capacidad de conducción.

Las traqueidas son los únicos elementos traqueales de las gimnospermas, en las angiospermas aparecen de los dos tipos. Ambos tienen una pared engrosada y lignificada con engrosamientos en disposiciones características en anillo, en espiral, reticular o punteados que se cree facilitan el flujo de agua por capilaridad.

Además de los elementos traqueales, en el xilema también hay células parenquimáticas cuya función principal es el almacenamiento de agua, almidón y nitrógeno. También aparecen fibras del esclerénquima y esclereidas que dan protección y soporte.

Elementos del xilema
Elementos y células del xilema

Diferencias principales

Comparación floema y xilema
FloemaXilema
Función principalTranslocación: transporte de nutrientes, como azúcar y aminoácidos, desde las hojas a órganos de almacenamiento, y desde hojas y órganos de almacenamiento a zonas de crecimiento.Transporte de agua y sales minerales desde las raíces a la parte aérea de la planta.
MovimientoBidireccionalUnidireccional
Otras funcionesForma los haces vasculares junto al xilema.Forma haces vasculares y forma el principal tejido de soporte mecánico de la planta.
ElementosSon células vivas, aunque los elementos conductores (tubos cribosos y células cribosas) no tienen núcleo y su metabolismo depende de células de soporte.Los elementos conductores son células muertas en su madurez (traqueidas y elementos de los vasos).
LocalizaciónEn la parte externa de los haces vasculares.En el centro de los haces vasculares.

Referencias

  1. Tejidos vegetales conductores Atlas de histología vegetal y animal. Depto. de Biología Funcional y Ciencias de la Salud, Universidad de Vigo.
  2. Sylvie Lalonde et al. Companion Cells.

Publicidad