Publicidad

La adrenalina y noradrenalina son dos compuestos químicamente muy similares que en el organismo actúan como hormonas y neurotransmisores de la respuesta adrenérgica. El término adrenalina y epinefrina son totalmente sinónimos aunque en el ámbito médico-farmacéutico se ha potenciado el uso de epinefrina, del griego epi y nephros (“sobre el riñón”). Lo mismo ocurre con noradrenalina y norepinefrina. En este artículo trataremos de describir las principales diferencias entre ambas.

Biosíntesis y diferencias químicas

Químicamente las dos sustancias son catecolaminas. En el cuerpo humano ambas se sintetizan a partir del aminoácido tirosina. La diferencia entre ellas es que en la adrenalina un hidrógeno del grupo amino se sustituye por un grupo metilo, tal y cómo puedes ver en la siguiente imagen:

Epinefrina y norepinefrina
La epinefrina tiene un grupo metilo (-CH3) dónde la norepinefrina tiene un hidrógeno.

Tanto la epinefrina como al norepinefrina se producen en las glándulas suprarrenales. Además, la norepinefrina también es sintetizada en las neuronas posganglionares del sistema nervioso simpático y en el sistema nervioso central. La biosíntesis de ambos compuestos es realizada en una cadena de reacciones enzimáticas que parte del aminoácido L-tirosina, el cuál se puede producir desde fenilalanina.

Primero, del L-tirosina se obtiene levodopa (dihidroxifenilalanina) por acción de la enzima tirosina-hidroxilasa. La levodopa, por acción de la DOPA-descarboxilasa, sufre descarboxilación y produce dopamina. La dopamina puede ser oxidada, proceso mediado por la enzima dopamina-beta-hidroxilasa, y da lugar a norepinefrina. Finalmente, la norepinefrina es metilada y se obtiene epinefrina. La metilación de la norepinefrina es mediada por el enzima feniletanolamina N-metiltransferasa (PNMT), enzima que sólo está presente en el citosol de las células cromafines de la médula suprarrenal, por eso la epinefrina sólo se sintetiza aquí.

Diferencias funcionales

Tanto adrenalina como noradrenalina se unen y activan el mismo tipo de receptores y desencadenan la misma respuesta. Estos receptores son conocidos como receptores adrenérgicos o adrenoreceptores y se distinguen dos grandes grupos:

Publicidad
  • Receptores adrenérgicos α (alfa): se conocen dos subtipos, α1 y α2.
  • Receptores adrenérgicos β (beta): se conocen tres subtipos, β1, β2 y β3.

Ante una situación de estrés o de riesgo, se activa la conocida como repuesta adrenérgica. En esta respuesta fisiológica, el sistema nervioso central envía señales a través del sistema nervioso simpático a diferentes órganos. En las glándulas suprarrenales, el sistema nervioso simpático estimula la producción y liberación de adrenalina y noradrenalina al torrente circulatorio. La proporción liberada de ambas sustancias suele estar en 80% adrenalina y 20% noradrenalina, de ahí que se hable de respuesta adrenérgica.

A través de la sangre alcanzan los diferentes órganos dónde ejercerán su acción. En el sistema respiratorio provocan una dilatación de las vías aéreas, en los vasos sanguíneos producen vasoconstricción y en el corazón aumenta la frecuencia de latido. Todos estos efectos están destinados a aumentar el flujo de oxígeno y sangre hacia los grupos musculares principales para prepararse ante una situación de estrés o peligro. También influyen en el metabolismo al afectar, entre otros, a la secreción de insulina y a la movilización de depósitos grasos.

En el sistema nervioso central, su efecto está relacionado con la atención, el estado de alerta y con el sistema de recompensa cerebral. Aquí la proporción entre adrenalina y noradrenalina es inversa, 20/80, de ahí que se hable de neuronas y sistemas noradrenérgicos. Por este motivo también es frecuente que se de más importancia a la noradrenalina como neurotransmisor y a la adrenalina como hormona, aunque las dos actúen como tal. De hecho, ambas sustancias interaccionan con el mismo tipo de receptores, lo conocidos como receptores adrenérgicos, y provocan los mismos efectos al unirse a ellos. Cuándo se liberan al torrente circulatorio y ejercen su acción a distancia actuarían como hormonas; cuándo se liberan al espacio sináptico entre dos células contiguas actuarían como neurotransmisores.

Se podría decir que desde un punto de vista funcional no hay diferencias entre las dos, salvo que el lugar de acción es predominantemente el sistema nervioso para la norepinefrina y fuera del sistema nervioso para la epinefrina. Si existe funciones específicas de cada una es algo aún desconocido.

Galería

Referencias

Publicidad
  • Milo

    Gracias por una explicación tan clara!!!! Finalmente entiendo la diferencia.

  • javier rodriguez

    me siento tan feliz. un articulo con mucha información y facil de entender. muchas gracias.

  • Cami

    Genio es que escribio esto, gracias!