Publicidad

El aceite de pepitas de uva se obtiene por presión de las semillas del fruto de la especie Vitis vinifera. Tiene un color amarillento-verdoso claro, sin olor y de textura ligera. Este aceite se utiliza habitualmente para disolver acietes esenciales pero también se puede utilizar por sí sola. Este es el caso del uso del aceite de pepitas de uva como tratamiento capilar. Entre otros beneficios para el pelo se le atribuye la mejora del brillo, hidratación, prevención de daños por agentes externos, disminución de la caspa y promover el crecimiento capilar.

La textura ligera del aceite de pepitas de uva hace que sea un aceite capilar agradable de aplicar en el cabello. Se absorbe muy bien y, a diferencia de otros aceites capilares a base de aceite de coco o de aceite de oliva, el aceite de semilla de uva no deja apenas residuos sobre el cuero cabelludo. El hecho de que no tenga olor lo hace idóneo para la disolución de otros aceites esenciales, ya que no afecta a su olor. Además, el aceite de pepitas de uva usado como vehículo mejora la absorción de otros aceites esenciales disueltos en él. Todas estas características hacen del aceite de pepitas de uva un buen aceite para masajes en el cuero cabelludo en tratamientos de aromaterapia.

Los beneficios atribuidos para el pelo incluyen la hidratación del cabello desde las puntas hasta la raíz incluyendo la piel del cuero cabelludo. El efecto hidratante es debido principalmente a la retención hídrica. Esta hidratación hace que el aceite de pepitas de uva sea recomendado por muchas personas como tratamiento para mejorar las puntas abiertas, pelo seco y quebradizo y otros daños en el cabello.

Las caspa, dermatitis seborreica o la costra láctea en bebés parecen mejorar notablemente con la aplicación tópica de este aceite. Esto se puede deber a dos acciones. Por un lado la hidratación de la piel del cuero cabelludo la calma y disminuye la aparición de escamas; por otro lado la aplicación con masaje mejora la circulación en el cuero cabelludo ayudando a disminuir la caspa y costras.

El ácido linoleico y alto contenido en vitamina E del aceite de semilla de uva parecen ser las sustancias responsables de que ayude a un crecimiento más rápido del pelo, uno de los beneficios más populares. También contiene otras vitaminas, proteínas y minerales que pueden contribuir a este efecto. No obstante, la mayoría de expertos coinciden en que es necesario más estudios que corroboren este efecto sobre el crecimiento capilar.

Cómo última ventaja del aceite de pepitas de uva para tratamientos capilares señalar que es un aceite hipoalergénico que puede ser utilizado incluso por aquellas personas con cuero cabelludo muy sensible. Eso sí, ha de ser de alta calidad y sin aditivos, así que lee bien la etiqueta cuándo lo compres.

Publicidad
  • susana restrepo

    Al igual que Claite uso el aceite de argan de Pro Naturals que hidrata y restaura el cabello desde la primera aplicacion es genial!!

  • Claire Kent

    Hola! Muy buen artículo!
    No conocía el aceite de semilla de uva para el cabello, yo utilizo es el aceite de argán, que también funciona muy bien, a mi me encanta,hace que mi cabello vuelva a
    la normalidad. Lo uso en los productos de Pro Naturals que son a base de éste aceite. Tendré en cuenta éste consejo de aceite de semilla de uva y compararé….

    • Jacqueline

      Hola Claire buenas tardes,me puedes decir como utilizas el aceite de argan? me puedes dar los pasos por favor si) gracias,que tengas un maravilloso dia