Publicidad

Antes de iniciar un tratamiento específico para la migraña es habitual que el médico intente valorar la carga de dolor que soporta el paciente. También es habitual que realice un estudio sobre la incapacidad que provoca la migraña para realizar tareas cotidianas como el trabajo, los estudios o actividades de ocio.

Medicamentos no sujetos a prescripción médica

La combinación de analgésicos y antiinflamatorios que se pueden adquirir sin receta médica pueden ayudar a combatir el dolor de la migraña. Los más comunes son la aspirina, ibuprofeno, naproxeno y paracetamol. Algunos de estos medicamentos llevan una combinación específicamente formulada para tratar la migraña, sin embargo, un abuso puede empeorar los síntomas de la migraña o provocar otros problemas, principalmente gastrointestinales, siendo habitual la combinación con un antiácido o protector estomacal como el omeprazol en tratamientos prolongados.

Medicamentos bajo prescripción médica para la migraña

Triptanes

Triptanes es el nombre dado a un grupo de fármacos utilizados en el tratamiento de los ataques agudos de migraña. Son los de segunda elección tras los analgésicos y antiinflamatorios generales. El más conocido es el sumatriptán, que fue el primer triptán que se utilizó. Hay que tener claro que los triptanes no son efectivos en otros tipos de cefaleas o dolor de cabeza común ni sirven para prevenir un ataque de migraña.

El tratamiento con triptanes debe ser siempre bajo prescripción médica ya que tienen importantes interacciones con otros medicamentos así como contraindicaciones serias, sobre todo en personas con afecciones cardiovasculares.

Ergotaminas

Las ergotaminas suelen ser la siguiente opción tras los triptanes cuándo estos no tienen el efecto deseado en el paciente con migraña. La ergotamina más utilizada es la dihidroergotamina (Tonopán®).

DiAminoOxidasa

Desde la Sociedad Española de Déficit de DAO, aseguran que el 90% de los casos de migraña se podrían prevenir y tratar con un suplemento de DAO2, DiaminoOxidasa, un enzima que metabolizaría la histamina de los alimentos, presente principalmente en productos lácteos y cítricos.

No abuses de los medicamentos

Tras comenzar con un tratamiento con la migraña y haber tratado al menos dos o tres episodios debes preguntarte a tí mismo si el tratamiento está funcionando. Esto lo puedes responder de forma sencilla simplemente observando si el resultado obtenido es el que necesitas. Si la respuesta es negativa, deberías preguntar a tu médico por otras opciones terapéuticas.

Siempre asegúrate de tomar los medicamentos tan pronto como puedas tras detectar los primeros síntomas y, en cualquier caso, no abuses de los medicamentos. El mal uso de los medicamentos puede llevar a un dolor de cabeza crónico. Por este motivo es importante que el médico controle tu evolución y pueda discontinuar o alternar tratamientos distintos si la frecuencia en la que necesitas tomarlos es demasiado alta (más de dos veces por semana).

Publicidad

El tratamiento con fármacos narcóticos es la última opción y siempre deben utilizarse con mucha precaución y bajo control médico ya que pueden crear una fuerte dependencia.

Antes que abusar de tratamientos farmacológicos, deberías acudir al médico. Y no sólo en busca de tratamiento, es conveniente hacerle saber al médico de tu evolución, cambios en la frecuencia en la que aparecen las migrañas, si hay nuevos factores desencadenantes, etc.

Se debe buscar atención sanitaria lo antes posibles si sientes un dolor de cabeza severo y nunca lo habías padecido antes o si dura más de un par de días. Se debe acudir a un centro de urgencias si la migraña va acompañada de parálisis, confusión, fiebre o rigidez en el cuello.

Tratamiento preventivo farmacológico

Si sufres ataques de migraña muy frecuente o muy severos puede ser necesario el tratamiento preventivo. Los medicamentos más utilizados para prevenir la migraña son el timolol, ácido valpróico, propanolol y topiramato. Ninguno de estos medicamentos debe ser tomado sin prescripción y vigilancia médica.

Terapias alternativas

Biofeedbak: El biofeedback consiste en un entrenamiento en técnicas de relajación pueden ayudarte tanto en aliviar los síntomas de la migraña como pueda hacerlo un medicamento. El biofeedback es una técnica que persigue el control voluntario de algunas constante del cuerpo. Se suele utilizar un monitor dónde aparecen estas constantes y el paciente se va entrenando en su control.

Acupuntura: Los beneficios de la acupuntura para el aliviar diversos dolores han sido probados por numerosos estudios. En concreto, algunos investigadores han encontrado que la acupuntura hace que el cerebro libere algunas sustancias que afectan al dolor pudiendo ser beneficiosa para tratar casos de migraña.

Más sobre la migraña:

Referencias

  1. Fabio Antonaci et al. (2009). A review of current European treatment guidelines for migraine. The Journal of Headache and Pain 11:179. doi: 10.1007/s10194-009-0179-2
  2. GacetaMédica: La enzima DAO, clave en el tratamiento de la migraña

Para más información y ayuda consulta a la Asociación Española de Pacientes con Cefalea.

Publicidad