Publicidad

Las cápsulas y otras presentaciones de suplementos vitamínicos suelen ser considerados inofensivos y existe cierta tendencia a pensar que, como son vitaminas, tomar de más no es peligroso o que se pueden combinar varios a la vez sin ningún tipo de problema.

Pero lo cierto es que tomar varias cápsulas del mismo o distintos suplementos vitamínicos puede ser peligroso si se alcanzan dosis tóxicas, porque las vitaminas también pueden tener efectos tóxicos en exceso. Influyen factores como la formulación exacta de cada cápsula, la dieta o estado de salud y medicamentos que se estén tomando, incluyendo los medicamentos sin receta y preparados medicinales de cualquier tipo.

CDR y los suplementos vitamínicos

La Cantidad Diaria Recomendada, abreviado CDR, llamado en algunos países Ingesta Diaria Recomendada (IDR), es la cantidad mínima recomendada de un nutriente para mantenerse sano. Existen tablas con las CDR de energía y de cada nutriente por grupos de población en función de la edad, sexo y otros factores. Las tablas más utilizadas son las del Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, institución que adoptó el sistema DRI (Dietary Reference Intake o Ingesta Dietética de Referencia) en base al cuál se calculan los valores diarios o RDI (Reference Daily Intake o Recommended Daily Intake). En Europa, unas de las tablas de referencia más utilizadas son las de la Sociedad Alemana de Nutrición.

En las etiquetas y prospectos de los suplementos vitamínicos debe aparecer el porcentaje de CDR que cubre de cada vitamina, mineral y cualquier otro nutriente que contenga cada cápsula. Por ejemplo, un determinado suplemento vitamínico podría decir en su etiqueta que cubre el 80% de la CDR de vitamina C en cada cápsula.

Lo más normal es que los suplementos sean multivitamínicos y que un mismo producto combine varias vitaminas, además de minerales, aminoácidos y otros nutrientes. Tomando varios a la vez es fácil que se superen las CDR. Por ejemplo, un preparado puede combinar vitamina D y vitamina K; otro puede combinar vitamina D y calcio. Si tomas los dos estarás tomando la vitamina D doblemente y puede que superes la CDR de esta vitamina.

Exceder las CDR de algunas vitaminas no es necesariamente un problema. Depende de las vitaminas involucradas. Algunas vitaminas tienen un margen muy amplio y las dosis tóxicas son muy altas y difíciles de alcanzar, mientras que otras tienen menos margen.

En genreal, las vitaminas hidrosolubles (solubles en agua) se eliminan relativamente rápido a través de la orina, prácticamente a diario, haciendo todavía más difícil que se acumulen dosis tóxicas. Estas vitaminas de rápida eliminación suelen estar presentes en los suplementos vitamínicos en cantidades superiores al 100% del CDR y aún así el riesgo de consumir dosis tóxicas es muy bajo. Existen otras vitaminas, las liposolubles, cuya eliminación es mucho más lenta y sobrepasar las CDR cada día de forma sostenida puede hacer que se alcancen dosis tóxicas con el tiempo por efecto acumulativo. Por ejemplo, la vitamina C es hidrosoluble y las vitaminas A, D y E son liposolubles.

Publicidad

Aún así es difícil decir cuándo aparecerán problemas por tomar varios suplementos vitamínicos a la vez. Esto se debe a que las CDR no dejan de ser recomendaciones; son consideradas cantidades mínimas suficientes para prevenir algunas enfermedades en la mayoría de la población, como la CDR de vitamina C y la prevención del escorbuto. La cantidad exacta de cada nutriente para cada persona será muy diferente en función de numerosos factores, como edad, sexo, actividad física e intelectual, estado de salud, tratamientos farmacológicos y otros muchos factores.

La influencia de la dieta

Los alimentos que comes contienen vitaminas. Por ejemplo, si te comes una naranja cada mañana cubres la dosis diaria de vitamina C y no necesitarías ningún suplemento de esta vitamina. Por tanto, es importante considerar la dieta que sigues además de la composición de las cápsulas de vitaminas que tomas y la posible repetición de ingredientes entre ellas.

Para hacer el tema más complicado, en la absorción de las vitaminas influyen diversos factores que pueden hacer que se absorban completamente o que apenas se absorba una pequeña proporción de la cantidad ingerida. Por ejemplo, las vitaminas A, D y E son liposolubles (solubles en grasa) y se absorben mejor si se consumen con alimentos grasos; por este motivo es muy probable que no se aprovechen al completo las vitaminas liposolubles que se tomen en cápsulas.

Medicamentos, preparados medicinales y estado de salud

Algunos medicamentos y preparados medicinales de cualquier tipo (herbales, homeopáticos, etc) pueden interaccionar con la absorción de vitaminas y con su efecto. Por ejemplo, los retinoides son químicamente similares a la vitamina A (retinol) y son medicamentos frecuentemente prescritos para psoriasis y otras afecciones que afectan a mucosas y epitelios.

Los médicos deberían preguntar siempre al paciente sobre otras fuentes de esta vitamina que pueda estar consumiendo y el paciente siempre deber poner en conocimiento del médico cualquier medicamento, preparado medicinal o suplemento vitamínico que esté tomando, incluso los que se adquieren sin receta o hayan sido prescritos por otros profesionales.

Sustituye los suplementos por una dieta equilibrada

Sin duda alguna la mejor forma de asegurar que tomas la cantidad suficiente de todos los nutrientes que tu cuerpo necesita es seguir una dieta equilibrada en la que se incluya alta cantidad de frutas y verduras. Nunca los suplementos nutricionales deben sustituir una dieta variada y equilibrada y sólo deberían tomarse como algo excepcional en momentos puntuales que, por algún motivo, se tengan mayores necesidades de alguna vitamina o nutriente o haya que suplir alguna carencia temporal.

En cualquier caso, los suplementos nutricionales siempre deberían consumirse bajo consejo profesional.

Publicidad