Publicidad

Los masajistas siempre recomiendan beber agua después de recibir un masaje. Esta recomendación también la dan otros terapeutas y los motivos pueden ser muy diferentes. Beber agua es de por sí una buena idea, el cuerpo se mantiene hidratado con todos los beneficios que eso conlleva. Beber agua antes del masaje también es recomendable ya que favorece que el masajista pueda trabajar los músculos en mayor profundidad debido a que los músculos bien hidratados son más fáciles de manipular.

Los motivos principales

1

La primera razón de beber agua después de un masaje, y puede que la más importante, es ayudar al cuerpo a eliminar y retirar de los músculos sustancias liberadas durante el masaje. El masaje estimula la circulación sanguínea a la vez que saca agua, minerales y otras sustancias de las células musculares. Aportando agua al cuerpo se ayuda a la eliminación de estas sustancias, de lo contrario podrían quedar acumuladas entre las fibras musculares y provocar dolor muscular después del masaje.

2

Beber agua después de recibir un masaje es especialmente importante en masaje linfático. La estimulación de la circulación linfática puede desencadenar la liberación de una gran cantidad de sustancias de desecho. Puede verse el masaje linfático como una limpieza profunda de los conductos linfáticos del cuerpo. El agua va a ayudar muchísimo en el drenaje de estos vasos y la eliminación de estas sustancias.

3

Otra razón es la pura hidratación. El masaje en sí mismo puede ser deshidratante. Al manipular los músculos se estimula la liberación de agua de estos órganos. También se mueve el fluido existente en los espacios intersticiales entre fibras musculares y entre músculos adyacentes. Al beber agua después de recibir el masaje los músculos se vuelven a hidratar hasta su punto óptimo, el agua sobrante se elimina por la orina.

4

Otro motivo, más psicológico que fisiológico y referido por mucha gente, es que beber un vaso de agua después de la relajación del masaje les ayuda a volver a la tierra. Si la experiencia ha sido muy relajante la mente puede realmente volar muy lejos y al terminar el masaje mucha gente se siente algo desorientada. Beber un vaso de agua mientras aún se está en la camilla ayuda a volver a la realidad de forma suave.

Publicidad