Publicidad

En una respuesta corta: no, las setas no son plantas, son hongos. Es frecuente que mucha gente tenga esta confusión pero nada más lejos de la realidad. Las setas, como organismo perteneciente al reino Fungi (al que pertenecen todos los hongos), son genéticamente más cercanas a los animales que a las plantas. Por ejemplo, en las setas nunca se ha encontrado clorofila (sustancia que no se encuentra en animales) pero sí quitina (sustancia que no se encuentra en plantas).

Los hongos comparten antecesores filogenéticos con los animales pero no así con las plantas. Vamos, que una seta se parece más a un humano que a una lechuga. Este parentesco filogenético ha dejado sus marcas. Por ejemplo:

  • Tanto hongos como animales necesitan de recursos externos para obtener los nutrientes que necesitan. Las plantas, por el contrario, pueden producir sus propios nutrientes a través de compuestos inorgánicos como el dióxido de carbono (C02), agua (H2O) y minerales.
  • No se ha encontrado ningún animal ni hongo con clorofila, sustancia exclusiva del Reino Vegetal e imprescindible para la fotosíntesis.
  • Tanto en hongos como en animales se puede encontrar quitina, una sustancia que interviene en el sostén de la estructura celular. Esta sustancia no se ha encontrado en ningún vegetal.
  • Las infecciones por hongos son muy difíciles de tratar en humanos y animales en general. Una de las explicaciones más aceptadas es que las sustancias que afectan a los hongos también pueden potencialmente afectar a las células del animal debido al parentesco genético.

Pero no solo las setas no son plantas, ni siquiera se puede decir que sean hongos si se quiere hablar con propiedad. A lo que normalmente llamamos setas son los órganos reproductores (esporocarpos) de un grupo de hongos que incluye una amplia variedad de especies. Algunas de estas especies son comestibles pero también hay muchas setas venenosas con tóxicos potentes que pueden llegar a matar a un hombre adulto a dosis relativamente bajas.

¿Sabías que la trufa es también un hongo? Pues sí, las trufas son hongos de la familia Tuberaceae y son muy apreciadas en la cocina por su aroma y sabor.

Publicidad