Publicidad

La cascada más alta del mundo es el Salto Ángel, situada en el Parque Nacional de Canaima, en el estado de Bolívar, Venezuela. Según la medición de la National Geographic Society, esta cascada tiene una altura de 979 metros, de los cuáles 807 son en caída libre y el resto en unos rápidos de fuerte inclinación. Aún así, sigue siendo la mayor caída libre ininterrumpida de agua del planeta.

Los tepuyes y la formación del Salto Ángel

El Salto Ángel se genera en el borde del Auyantepui, el tepuy más grande de Venezuela, aunque no el más alto. Un tepuy, palabra del idioma pemón que se traduce como “montaña” o “morada de los dioses”, es una meseta de cima muy plana y paredes verticales.

Los tepuyes son muy comunes en la región conocida como Escudo Guayanés, especialmente en La Gran Sabana venezolana. El origen de los tepuyes data del precámbrico, en el Eón Arcaico, lo que los convierte en las estructuras emergidas más antiguas del planeta.

El tiempo, la erosión y la composición de la zona, principalmente de areniscas, cuarcitas y delgados lechos de pizarra, fueron dejando bloques aislados resistentes a la erosión hasta conformar el paisaje actual de montañas con paredes verticales y abruptas separadas unas de otras mediante profundos cañones, gargantas y valles.

Ruta hacia el Kukenán y el Roraima
Tepuy Kukenán (izquierda) y tepuy Roraima (derecha)

La separación y aislamiento de los tepuyes hace que sean lugares idóneos para el desarrollo de fauna y flora única. Por ello, además del interés geológico, tienen un gran valor biológico. El Parque Nacional de Canaima, con el 65% de su superficie ocupada por tepuyes, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994.

El Auyantepui, o Auyán-tepui, “Montaña o Morada del Diablo” en pemón, es el tepuy más grande de Venezuela en extensión. Limita al norte con el Cañón del Diablo, por cuyo fondo discurre el Río Churún. Por la meseta del Auyantepui discurre el Río Kerep, cuyas aguas se precipitan hacia el Cañón del Diablo formando la cascada del Salto Ángel, llamada en pemón Kerepakupai Vená, según algunas fuentes Kerepakupai Merú, que significa “salto del lugar más profundo”.

Auyantepui, Salto Ángel y el Cañón Diablo con el Río Churún
Vista panorámica del Auyantepui, el Salto Ángel y el Cañón Diablo con el Río Churún.

Exploración y descubrimiento

El primer explorador occidental en avistar el Kerepakupai Vená es aún discutido. Algunos historiadores se lo atribuyen Fernando de Berrío, explorador y gobernador español que vivió en los siglos XVI y XVII (Berja, Almería, 1577 – Argel, 1622). En la historia moderna se suele atribuir a Félix Cardona Puig, capitán de la Armada venezolana, quién divisó el Kerepakupai Vená en 1927 junto a Juan María Mundó Freixas.

Publicidad

El descubrimiento de Félix Cardona atrajo la atención de Jimmie Angel, un explorador estadounidense que sobrevoló el Cañón del Diablo y posó su avioneta sobre el Auyantepui en 1937. Y es en honor a este aviador que el Kerepakupai Vená de los pemones comenzó a llamarse Salto Ángel en español.

Aleksandrs Laime, de Letonia, fue el primero en explorar el río que alimenta el Salto Ángel en 1955. Le dio el nombre de Río Guaja, el mismo que uno de los ríos más famosos de Letonia. Sin embargo, sigue siendo mucho más utilizado el nombre pemón, Río Kerep.

Las cascadas con mayor caudal

Aunque el Salto Ángel es la cascada más alta del mucho, no es por la que cae más agua. La World Waterfalls Database lista a las cataratas Inga, en el río Congo, como las de mayor caudal del mundo. Por estas cataratas pasan aproximadamente 46 millones de litros por segundo que descienden casi 96 km a lo largo de 15 km, pero con saltos verticales relativamente pequeños en comparación con otras cataratas.

cataratas Inga
Vista de una zona de las cataratas Inga

Si sólo se tienen en cuenta cataratas con caídas verticales de cierto tamaño, las Cataratas Khone Phapheng (la más alta llega a los 21 m de altura), en la frontera entre Camboya y Laos, serían las más caudalosas con aproximadamente 11 millones de litros que son vertidos al Río Mekong cada segundo.

Antes de su desaparición debido a la construcción de la represa del Itaipú, los Saltos del Guairá eran los más caudalosos del mundo, con un caudal estimado entre 49 y 50 millones de litros por segundo. Todavía se pueden ver parte de los Saltos del Guairá cuándo el nivel de la represa está bajo.

La mayor cascada submarina

Desde un punto de vista estricto, hay quién distingue el Salto Ángel como la caída de agua más alta en tierra pero no la más alta del planeta. En el Estrecho de Dinamarca, entre la isla de Groenlandia y la isla de Islandia, hay una caída de agua submarina de más de 3 505 m, más de tres veces la altura del Salto Ángel, que se conoce como Cascada del Estrecho de Dinamarca.

Formación de la cascada submarina del estrecho de Dinamarca
Formación de la cascada submarina del estrecho de Dinamarca

Esta cascada submarina se forma por la diferencia de temperatura entre el agua de ambos lados del estrecho, por el lado occidental el Océano Atlántico y por el lado oriental el Mar de Groenlandia. Cuándo una corriente de agua fría se encuentra con una corriente de agua más caliente, el agua fría, que es más densa, cae y se desliza bajo la corriente de agua caliente formándose la cascada submarina.

Referencias

  1. Angel Falls, Venezuela. National Geographic Society.
  2. Kerepakupai. World Waterfalls Database.
  3. Inga Falls. World Waterfalls Database.

Publicidad