Publicidad

La codeína y el tramadol son dos analgésicos opiodes menores. La codeína, o metilmorfina, se encuentra de forma natural en el opio (es un opiáceo) mientras que el tramadol no existe de forma natural y solo se obtiene de forma sintética. El tramadol no es químicamente un opiáceo pero actúa sobre los receptores opiodes y por eso se considera también un fármaco opiode.

Ambos se utilizan para aliviar dolor moderado y moderadamente severo pero con importantes diferencias. La codeína es metabolizada en el hígado y se transforma en morfina. La velocidad de metabolización es muy baja y por eso su efecto analgésico es mucho menor que el de la morfina. Para mejorar la acción analgésica se suele utilizar asociada a otros analgésicos, principalmente AINEs como el paracetamol. También es muy utilizada como antitusígeno.

El tramadol es agonista de los receptores opiodes tipo µ, δ y κ, con mayor afinidad por los de tipo μ, pero esta acción es débil y debe su acción analgésica principalmente a la inhibición de recaptación de noradrenalina y al aumento de la liberación de serotonina.

Al ser ambos agonistas de los receptores opiodes y ser metabolizados con intervención del sistema del citocromo P450, presentan interacciones importantes y no se deben tomar a la vez salvo prescripción y supervisión médica.

Publicidad

Interacciones más destacadas

Las principales interacciones se deben a que ambos presentan los mismos efectos secundarios y se pueden intensificar si se toma a la vez. Entre las interacciones más graves está el aumento de sedación y somnolencia aumentando a su vez el riesgo de depresión respiratoria. El tramadol tiene menor riesgo que la codeína en la depresión respiratoria pero administrados de forma concomitante este riesgo es mayor, especialmente en pacientes con problemas respiratorios previos.

Otra de las interacciones más graves es el aumento de riesgo de convulsiones por su actividad epileptógena. El tramadol disminuye el umbral convulsivo en pacientes con predisposición. La codeína tiene el mismo efecto pero mucho menor. Sin embargo, tomados juntos pueden sumar el efecto y disminuir el umbral convulsivo poniendo en riesgo incluso a pacientes sin predisposición.

También aumenta el riesgo de efectos adversos moderados como mareos, náuseas y estreñimiento, efectos secundarios que son comunes a toda la familia de fármacos opiodes. Además, en pacientes con dependencia previa a los opiáceos, ambos fármacos pueden reiniciar la dependencia física.

Referencias

  1. Drug Interaction Report: Codeine and Tramadol. Drugs.com
  2. Drug interactions with codeine phosphate oral and tramadol oral. RxList.

Publicidad