Publicidad

En medicina, un exudado es un fluido formado por extravasación y filtración desde el torrente circulatorio hacia el tejido intersticial de órganos, cavidades del organismo o hacia el exterior del cuerpo a través de heridas. Los exudados se producen por incremento de la permeabilidad vascular asociada a la respuesta inflamatoria.

Los exudados rezuman principalmente en heridas, infecciones, zonas inflamadas y es la causa principal de edemas. La apariencia de un exudado puede ser parecida a la pus o puede ser un líquido claro y trasparente. En muchos de estos procesos, como en las heridas, los exudados son completamente normales y forman parte del proceso de curación, ya que el exudado contiene sustancias que ayudan a reparar la herida y componentes del sistema inmune que previene posibles infecciones.

Los componentes principales de un exudado son suero sanguíneo, fibrina y diversos leucocitos o glóbulos blancos sanguíneos. En función de su composición exacta, los exudados pueden ser purulentos, fibrinosos, serosos, hemorrágicos o mucosos. La efusión pleural en tumores también se suele clasificar como un exudado.

Comparación con los trasudados

Un trasudado es un también un fluido formado por extravasación sanguínea pero, a diferencia de los exudados, se produce por disminución de la presión oncótica o por aumento de la presión hidrostática en el interior de los vasos sanguíneos, los trasudados no se producen por cambios en la permeabilidad capilar ni están asociados a procesos inflamatorios.

Publicidad
Exudados y trasudados
Mecanismo de formación exudados y trasudados

Entre las causas más frecuentes de trasudados está la insuficiencia cardíaca congestiva, la cirrosis hepática, el síndrome nefrótico o la glomerulonefritis. Otras causas menos frecuentes incluyen, entre otros, obstrucción de la vena cava superior, urinotórax, embolismo pulmonar o la malnutrición. La cirrosis, el síndrome nefrótico, malnutrición y otras afecciones producen el trasudado por disminución de la presión oncótica al producir hipoalbuminemia, mientras que la mayoría de causas cardiovasculares producen los trasudados por aumento de la presión hidrostática.

Debido al diferente mecanismo de extravasación, los exudados y los trasudados tienen una composición muy diferente, siendo la principal diferencia la concentración y tipos de proteínas. El trasudado se puede entender como un ultrafiltrado de plasma sanguíneo y, en comparación con los exudados, tienen una concentración de albúmina más alta pero menor concentración total de proteínas (< 2.5 g/100 ml en trasudados, > 2.5 g/100 ml en exudado).

La distinción médica entre exudado y trasudado se realiza midiendo la densidad relativa del fluido. A mayor densidad relativa, mayor contenido proteico. Los trasudados suelen tener una densidad relativa inferior a 1.012, mientras que los exudados suelen tener una densidad relativa superior a 1.020. El contenido en colesterol también es menor en los trasudados, generalmente por debajo de 45 mg/100 ml.

Publicidad