Publicidad

Las cucarachas (conocidas también como blatodeos) son insectos del orden Blattodea de actividad predominantemente nocturna. Durante el día suelen ser mucho menos activas que por la noche. Las cucarachas prefieren moverse con poca luz y suelen huir y esconderse cuándo hay iluminación, ya sea artificial o natural. Por ejemplo, si una persona entra en una habitación oscura en la que hay cucarachas y enciende la luz, es muy probable que vea a las cucarachas correr y esconderse. Se esconden bajo cualquier objeto disponible: cajas, muebles, electrodomésticos, etc, hasta que la luz vuelva a apagarse.

Pero aunque las cucarachas prefieran moverse durante la noche y bajo el cobijo de la oscuridad, pueden explorar y estar activas durante el día si hay poca actividad humana o de otros animales que puedan suponer un peligro. No es raro que alguien entre a una cocina o un cuarto de baño durante el día y encuentre alguna cucaracha. Les gusta las zonas húmedas y se pueden ver con frecuencia en cocinas y cuartos de baño alrededor de lavabos, fregaderos, inodoros y tuberías.

Cuándo se trata de eliminar las cucarachas a menudo se buscan en sus escondites durante el día para poder pillar a la mayoría de ellas. El mejor sitio para buscar es bajo electrodomésticos como frigoríficos, lavavajillas o lavadoras. También se esconden bajo, alrededor o dentro de cubos de basura.

Otro sitio típico dónde intentar atrapar a las cucarachas durante el día es dentro de los armarios. No es algo extraordinario encontrar cucarachas escondidas en zapatos, sombreros y cajones de ropa. Si vas a buscar dentro de un armario pon especial atención a las esquinas, tanto inferiores como superiores, listones de madera, contrachapados y bisagras. Si el armario está en una habitación humeda, por ejemplo en el sótano, es más probable que las cucarachas lo elijan como su sitio preferido de refugio diurno.

Las taquillas de la cocina también son un lugar de reposo fabuloso para las cucarachas. En las taquillas de la cocina es frecuente que haya rendijas, hendiduras y grietas además de esquinas y numerosos objetos detrás de los que esconderse. Pueden estar tanto en aquellas taquillas con comida como en las que sólo guardan utensilios de cocina. Por último, no te olvides de las cestas de ropa sucia, otro refugio idóneo para que las cucarachas pasen tranquilas los días.

Si hay una infestación grande en la casa será más probable ver a las cucarachas durante el día aunque prefieran la noche. Por alguna razón se sienten más seguras merodeando a plena luz cuándo están con una gran compañía de otras cucarachas. Hay que tener en cuenta también que algunos tipos de cucarachas, como la cucaracha asiática, se sienten atraídas por la luz.

Publicidad