Publicidad

Investigaciones en áreas con alto índice de infestación por chinches han llegado a una conclusión cuánto menos llamativa. Una hembra de chinche con huevos fecundados es más que suficiente para infestar un edificio entero. Su potencial reproductivo es muy alto y la población de chinches puede aumentar de forma geométrica si disponen de alimento y condiciones adecuadas.

Las chinches son pequeños insectos de la especie Cimex lectularius. Se conocen también como chinches de la cama por ser este el lugar preferido por estos insectos. Se alimentan de sangre mediante picaduras mientras la persona duerme. No se ha confirmado que transmitan enfermedades, como otros insectos y parásitos que pican al hombre, pero pueden provocar mucho picor de piel, inflamación de las picaduras y reacciones alérgicas.

Las chinches son muy resistentes pudiendo sobrevivir hasta un año sin alimentarse de sangre. También son bastante resistentes a la mayoría de insecticidas comunes y su erradicación suele requerir el tratamiento de los edificios por profesionales.

Más curiosidades sobre las chinches

  • Las chinches también se alimentan de sangre de pollo y otras aves de corral.
  • Se han encontrado evidencias de infestación por chinches ya en el Antiguo Egipto.
  • Las chinches fueron introducidas en América con la colonización europea.

Galería

Más información en madridsalud.es y ces.ncsu.edu.

Publicidad