Publicidad

Un Parque Nacional cuenta con la máxima protección dada por la legislación española y se otorga a aquellos espacios que no han sido transformados por la actividad humana (o lo han sido muy poco) y cuya fauna, flora y/o formaciones geomorfológicas merecen una conservación preferente ya sea por su diversidad, singularidad o representatividad del Patrimonio Natural Español. Los Parques Nacionales son equivalentes a los espacios protegidos de categoría II de la IUCN (International Union for Conservation of Nature) en lo que concierne al nivel de protección.

La principal diferencia entre un Parque Natural y un Parque Nacional es que los segundos se consideran que han sido menos transformados por la actividad del hombre. A nivel práctico, los Parques Naturales pueden ser gestionados por las Comunidades Autónomas mientras que los Parques Nacionales son gestionados directamente por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente pues son considerados de interés general para todo el país.

Existen actualmente un total de 14 Parques Nacionales en todo el territorio español, de ellos 4 están situados en el archipiélago de la Islas Canarias. Canarias cuenta además con 11 Parques Naturales. Los cuatro Parques Nacionales de Canarias son:

Parque Nacional de La Caldera de Taburiente (P-0)

El Parque Nacional de La Caldera de Taburiente está situado en la isla de La Palma dentro del término municipal de El Paso. Tiene una superficie total de 4690 hectáreas en las que no hay población alguna. Fue declarado Parque Nacional en el año 1954 mediante el Real Decreto 2615/1954 de 9 de Agosto. Posteriormente fue reclasificado por la Ley 4/1981 de 25 de Marzo y de nuevo por la Ley 4/1989 de 27 de Marzo integrándose por esta última ley en la red de parques nacionales.

La Caldera de Taburiente tiene un papel muy importante en la captación de agua y recarga del subsuelo gracias a sus características geomorfológicas. Desde el punto de vista de la flora, el Parque Nacional de La Caldera de Taburiente cuenta con una muestra de pinar canario (Pinus canariensis) en estado óptimo (pinar climático) en el que viven especies vegetales en peligro además de poder encontrar algunas especies endémicas.

Entre la fauna destacan los artrópodos siendo los vertebrados casi todos introducidos por el hombre. Una mención especial merece el escarabajo cavernícola endémico de La Palma que podemos encontrar en La Caldera de Taburiente en cuevas a 2000 m de altura. Este escarabajo no tiene ojos ni pigmentación.

Parque Nacional de Garajonay (G-0)

El Parque Nacional de Garajonay está situado en la Isla de La Gomera y sus 3984 hectáreas son compartidas por los municipios de Vallehermoso, Agulo, Valle Gran Rey, San Sebastián, Alajeró y Hermigua, estos son todos los municipios de la La Gomera y más del 10% de su suelo. En el interior del parque no hay población. Fue declarado Parque Nacional por la Ley 31/1981 de 25 de Marzo y reclasificado posteriormente por la ley 4/1989 de 27 de Marzo. Además, es área de sensibilidad ecológica por la ley 11/1990 de 13 de Julio, es zona de especial protección para las aves (ZEPA) por Directiva 79/409/CEE. También es Bien Natural Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1986.

La principales características de este Parque Nacional es su bosque de laurisilva, el mejor de las Islas Canarias, con una gran biodiversidad y singularidad. Es una de las muestras de bosque de laurisilva mejores conservadas del mundo y la mejor que podemos encontrar en el Viejo Mundo, un tipo de bosque húmedo de hoja perenne que en la Era Terciaria cubría casi todo el territorio europeo. Cuenta con varias especies animales amenazadas y endémicas y algunas incluso exclusivas del Parque. Cómo ejemplo podemos citar las palomas de la laurisilva (Columba bollii y Columba junoniae) y la chocha perdiz (Scolopaz rusticola) y 150 especies de invertebrados endémicas.

Sus características geomorfológicas hace que el Parque Nacional de Garajonay tenga el papel esencial en la recarga hídrica del toda la Isla y en la protección de su suelo.

Publicidad

Parque Nacional del Teide (T-0)

El Parque Nacional del Teide está situado en la Isla de Tenerife. Tiene una superficie de 18.990 hectáreas que recorre los municipios de La Orotava, Los Realejos, San Juan de la Rambla, La Guancha, Icod de los Vinos, Garachico, Santiago del Teide, Guía de Isora, Adeje, Vilaflor, Granadilla y Fasnia, aunque en su interior no hay ningún núcleo de población. Fue declarado Parque Nacional por Real Decreto de 22 de enero de 1954. Ha sido reclasificado como Parque Nacional en dos ocasiones; la primera por la Ley 5/1981 de 25 de Marzo y la segunda por la Ley 4/1989 de 25 de Marzo, esta última lo integraba en la Red de Parques Nacionales. Además, por la Ley 11/1990 de 13 de Julio, toda la extensión del Parque Nacional del Teide es área de sensibilidad ecológica.

El Parque Nacional del Teide está rodeado por el Parque Natural de la Corona Forestal. La gran característica de este Parque Nacional canario es la representatividad como ecosistema volcánico de alta montaña además de algunos ecosistemas amenazados como los hidropétricos.

Las características del parque y su altitud, con nevadas anuales, contribuyen a que tenga un papel fundamental en la recarga hídrica de toda la isla. Su fauna es muy singular y característica pues cuenta con una gran variedad de especies endémicas y algunas especies de invertebrados exclusivas de este parque. Es además el hogar de al menos 10 especies animales en peligro de extinción. Dentro de la flora podemos encontrar hasta 58 especies endémicas de Canarias, de ellas 3 en peligro de extinción y 12 amenazadas. Además, toda el área volcánica del Teide – Pico Viejo es de gran interés científico internacional debido a su similitud con las condiciones ambientales del planeta Marte, lo que atrae a numerosos científicos para pruebas de instrumentos y maquinaria utilizada en expediciones a Marte destinada sobre todo a la búsqueda de vida en el planeta rojo.

El paisaje del Parque Nacional del Teide es realmente espectacular. Es de los Parques Nacionales más antiguos de España (desde 1954, igual que el de La Caldera de Taburiente), el más grande de los 4 Parques Nacionales de Canarias y el más visitado de ellos con casi 3 millones de visitantes anuales. En el Parque Nacional del Teide podemos encontrar muchos reclamos como el Refugio de Altavista, a 3.260 m de altura sobre el nivel del mar, único en el mundo de su categoría, o el Teide, el tercer volcán más grande del mundo (desde su base en el lecho oceánico, después del Mauna Kea y el Mauna Loa, ambos en Hawai) cuya cima es el punto más alto de todo territorio español y de toda tierra emergida en el Océano Atlántico con 3.718 metros de altura sobre el nivel del mar y 7.500 sobre el lecho oceánico.

Parque Nacional de Timanfaya (L-0)

El Parque Nacional de Timanfaya está en la isla de Lanzarote. Tiene una extensión de 5.107 hectáreas que pasan por los municipios de Yaiza y Tinajo sin que haya ningún núcleo de población en su interior. Se encuentra rodeado, excepto por el oeste que limita con el mar, por le Parque Natural de Los Volcanes. Este espacio fue declarado Parque Nacional en el año 1974 por el Decreto 2615/1974 de 9 de Agosto. Fue reclasificado por la Ley 6/1981 de 25 de Marzo y de nuevo en la Ley 4/1989 de 27 de Marzo que, además, lo integra en la Red de Parques Nacionales. Además, según la Ley 11/1990, de 13 de Julio, es un área de sensibilidad ecológica en toda su extensión. En 1993 la UNESCO calificó a toda la isla como Reserva de la Biosfera, incluyendo, por supuesto, el Parque Nacional de Timanfaya. Además, desde 1994 cuenta con la protección como Zona de Especial Protección para las Aves por la Comunidad Europea.

Timanfaya es de una belleza paisajística sobrecogedora dónde la intervención humana ha sido prácticamente nula. El parque representa una excelente muestra de ecosistema volcánico casi sin presencia vegetal. Además, es una de las mejores muestras de ecosistema eólico (la raras y peculiares especies que viven en timanfaya obtienen la mayor parte de la materia orgánica que necesitan de la materia que transporta el viento). Se encuentra en plena estado de sucesión y por todo ello es de un gran interés científico, sobre todo para el estudio de la colonización de espacios por flora y fauna (sucesión). Existe aún actividad volcánica con puntos calientes que pueden alcanzar los 600 ºC a tan sólo 13 m de profundidad y numerosos geiseres.

Los Parques Nacionales y el turismo en Canarias

Cada uno de los Parques Nacionales de las Islas Canarias muestran la belleza de este paradisíaco rincón del planeta. Cada uno de ellos tiene características únicas, singulares, diferentes y de gran interés ecológico. Por ello son visitados por millones de personas cada año y son un auténtico reclamo turístico. Además de ser puntos de estudio e interés de la comunidad científica internacional.

Cómo reclamo turístico, los Parques Nacionales de Canarias son una herramienta de desarrollo económico local pero este fin debe quedar siempre en un segundo plano, debiendo siempre limitarse las visitas y actividades para garantizar la conservación de estos espacios de interés para toda la humanidad.

De los cuatro Parques Nacionales de Canarias el más visitado es el del Teide con casi 3 millones de visitantes al año entre turistas y científicos de todo el mundo.

Galería

Publicidad