Publicidad

La cúrcuma es una especia obtenida de la raíz de la planta Curcuma longa que es muy utilizada en el sudeste asiático, especialmetne India. Presenta algunos efectos secundarios bastante comunes cuándo se consume en grandes cantidades. Aún queda por determinar si los efectos positivos pesan más que los negativos. La clave para evitar que aparezcan estos efectos está en un consumo moderado.

Las investigaciones realizadas hasta el momento, aunque incompletas, muestran que la cúrcuma presenta una actividad antioxidante con buenos indicadores para combatir el cáncer como coadyuvante, puede ayudar a bajar el nivel de azúcar en sangre (glucemia), actúa como antiinflamatorio y puede reducir las probabilidades de padecer trastornos cardiovasculares y alzheimer. Pero no te olvides de seguir las recomendaciones de tu médico o profesional sanitario, esto son solo algunas evidencias no comprobadas al 100% ni realizadas en ensayos clínicos que digan cuánto tomar, como hacerlo o que efectividad tiene.

Los efectos secundarios de la cúrcuma que se han descrito son numerosos pero la mayoría aparecen cuándo se consume en altas cantidades. El más habitual es la diarrea y el efecto anticoagulante sanguíneo. Aquellas personas con hemofilia deberían abstenerse de consumir cúrcuma. También parece provocar contracción en la vesícula biliar y por esto está contraindicado en pacientes con cálculos biliares.

Según un estudio que se llevó a cabo con animales de laboratorio en el Vallabhbhai Patel Chest Institute (Universidad de Delhi, India), la cúrcuma disminuye la presión sanguínea. La reducción de la presión sanguínea se considera generalmente un efecto bueno pero este efecto podría ser peligroso en pacientes hipertensos que ya están en tratamiento con fármacos antihipertensivos. La cúrcuma también puede interferir con el efecto de algunos tratamientos farmacológicos, especialmente antiácidos, antiinflamatorios, anticoagulantes y antidiabéticos.

Las mujeres embarazadas, los diabéticos, personas con tensión alta o que padecen de úlcera gastrointestinal deberían consultar al médico, o su profesional de salud, sobre su estado y si pueden o no consumir cúrcuma. Aunque, como se ha visto, tiene algunos efectos beneficiosos y es una especia de sabor apreciado, puede ser peligroso para personas con determinadas enfermedades o que siguen determinados tratamientos.

Publicidad