Publicidad

En fontanería se pueden distinguir dos grandes tipos de tuberías, la de metal y las de plástico. Las tuberías de plástico más utilizadas son las de PVC (policloruro de vinilo*), las de CPVC (policloruro de vinilo clorado), PEX (polietileno reticulado) y PolyPipe®. Entre las tuberías de metal, las más habituales las de cobre, acero inoxidable y las de acero galvanizado. Cada tipo de tubería tiene características distintivas y se utiliza para cubrir necesidades específicas.

Tuberías de plástico

Nota: Policloruro de vinilo (PVC) es lo mismo que cloruro de polivinilo pero el nombre correcto según la IUPAC es el primero. Y según el sentido común también pues es un polímero en el que se repite el cloruro de vinilo.

Las tuberías de PVC se utilizan principalmente para transportar agua a alta presión. Están disponibles en diferentes diámetros estándares en construcción y fontanería. Las tuberías de PVC no se utilizan si se necesita transportar agua caliente ya que el calor puede deformar la tubería e incluso hacer que se derrita totalmente. La mayoría de tuberías de PVC son de color blanco o gris.

El CPVC (Policloruro de vinilo clorado) es un derivado del PVC con una mayor cloración. El CPVC es de un color amarillo característico y su principal ventaja sobre el PVC es que soporta altas temperaturas pudiendo transportar tanto agua fría como agua caliente. El CPVC también tiene una gama de usos más amplia que el PVC al ofrecer un diámetro externo similar al de las tuberías de cobre (el tuvo de PVC es más grueso para un mismo diámetro interior).

Las tuberías de polietileno reticulado, PEX, son cada vez más populares aunque su historia se remonta a los años 1920. Las tuberías de PEX cuentan con las mismas características que las tuberías de CPVC pero soportan temperaturas mucho más altas y por ello son utilizadas frecuentemente en calderas y sistemas de calentamiento mediante agua. Las tuberías de PEX tienen un color blanco-crema aunque suelen colorearse en azul y rojo para denotar el paso de agua fría y caliente respectivamente.

Publicidad

Las tuberías PolyPipe® son tuberías gruesas, típicamente de color negro, que se utilizan para transportar agua a muy alta presión, generalmente en las conducciones que llevan el agua hacia los edificios o las saca de ellos. Es un tipo de tubería que se utiliza casi en exclusiva en exterior. El PolyPipe es un material bastante rígido y rara vez se utiliza para otros fines.

Tuberías de metal

Las tuberías de cobre son las habituales a nivel doméstico aunque sean más caras que las tuberías de plástico. El cobre es un metal con una alta resistencia a la corrosión y puede soportar sin ningún problema temperaturas muy altas. Las tuberías de cobre suelen estar disponibles en tres tamaños estándar: M, L y K. El tamaño M es el que tiene un diámetro más pequeño, el L mediano y el K son las más gruesas. Las tuberías de metal pueden dar olor algua.

Las tuberías de acero inoxidable son menos comunes, más caras y más difíciles de encontrar. Se utilizan principalmente en equipamientos marinos y en construcciones cercanas al mar ya que resisten la corrosión del agua salada, la cual puede corroer tuberías fabricadas con otros metales. Su precio las hacen poco atractivas para zonas dónde es improbable que las tuberías se expongan a agua salada de forma continua y en gran cantidad.

Las tuberías galvanizadas se han utilizado ampliamente para llevar y sacar agua de los hogares. El galvanizado previene la oxidación del metal y lo hace más resistente a la corrosión (aprende más sobre el acero galvanizado). El uso de este tipo de tuberías ha sido prácticamente desplazado en su totalidad por las tuberías PEX que son más baratas e igual de duraderas.

Galería

Publicidad
  • karis

    que buen comentariios