¿Cuáles son las causas más comunes del mal aliento o halitosis?

Mal aliento

Si queremos combatir el mal aliento (halitosis) es muy importante conocer sus causas. Según los datos estadísticos manejados por la mayoría de expertos aproximadamente el 80% de las causas del mal aliento las podemos encontrar en la propia boca. El resto de casos atenderían a enfermedades sistémicas, consumo de ciertos alimentos y otras causas menos comunes. Conocer las causas que están provocando la halitosis permitirá que se tomen las medidas adecuadas, no siempre los remedios caseros contra el mal aliento funcionan y es necesario la atención de un especialista.

Las causas más comunes

Mala higiene oral

Una higiene oral inadecuada es la causa más frecuente del mal aliento. La placa bacteriana y restos de comida entre los dientes provocan mal olor en la boca. Aquellas personas que utilizan dentaduras postizas o algún tipo de prótesis deben poner especial atención a la limpieza correcta de estas piezas para que no formen sarro y no acumulen restos de comida.

Infecciones bucales, problemas de encías y periodontales

Las infecciones bucales, problemas de encías y periodontales son otro grupo de causas de halitosis muy comunes. Por ejemplo, la gingivitis y la piorrea provocan un olor desagradable. La mayor parte de estas enfermedades y problemas de salud bucal requieren de atención profesional.

Infecciones del tracto respiratorio

Las infecciones del tracto respiratorio también provocan un aliento con mal olor. Entre las más comunes podemos citar la sinusitis o la amigdalitis, si bien padecer gripe o resfriado también puede hacer que nuestro aliento no sea muy fresco.

Alimentos y otros factores externos

Algunos alimentos y factores externos, por su composición, efectos en el organismo o productos metabólicos pueden influir, incluso ser la única causa, de la halitosis. Entre los alimentos que provocan mal aliento más conocidos están el ajo, la cebolla o algunas especias como el curry. Otros factores externos muy frecuentes son el tabaco, el café y el alcohol. Algunas dietas de adelgazamiento de efecto choque pueden provocar cambios gastrointestinales que fomenten el mal aliento.

Xerostomía

La boca seca (xerostomía) provoca un aliento desagradable. Tener la boca seca puede deberse a causas muy diversas, algunos evitables de forma voluntaria, como no beber suficiente agua o respirar por la boca, y otros que pueden requerir tratamiento especializado como pueden ser problemas hormonales, de las glándulas salivales, tratamientos de quimioterapia o tratamiento con algunos medicamentos.

Enfermedades sistémicas

Determinadas enfermedades sistémicas propician la halitosis. Entre ellas las más destacadas son la diabetes y enfermedades hepáticas, renales y digestivas.

Encuentra más información sobre el mal aliento en el Instituto del Aliento – Breath Research.