Publicidad

Un cómic y una novela gráfica difieren en varios aspectos, siendo la mayoría subjetivos y muy pocos, como los números de identificación, pueden considerarse objetivos. Algunas personas ven los cómics como obras de menor valor artístico aunque esta asunción es muy relativa y el mercado del coleccionismo de cómics puede alcanzar cifras millonarias. En cualquier caso, la distinción entre ambos términos es un tema muy controvertido y para muchos tal distinción no existe realmente, de hecho algunos expertos ven el formato de edición como única diferencia.

Los puntos clave

De forma general los cómics son historietas cortas publicadas en serie en forma de publicación periódica mientras que las novelas gráficas suelen ser obras completas. El término novela gráfica apareció aproximadamente en la década de 1960 – 1970 en el seno de movimientos que trataban de llevar el cómic al terreno artístico y separarlo de la común relación entre cómic y humor infantil. Estos movimientos tuvieron especial fuerza en Francia. Podríamos decir que una novela gráfica es una obra literaria adaptada para ser ilustrada en forma de cómic, o dicho de otra forma, es un cómic con una historia bien sustentada y bien escrita. Veamos los puntos clave para diferenciar ambos formatos u estilos.

1

Exahustividad en la historia

Un cómic, por lo general, no incluye el comienzo, desarrollo y final de la historia en el mismo libro. Al ser típicamente una publicación periódica, cada número contiene una parte de la historia completa. El lector no puede, en un número, descubrir los personajes ni conocer la historia. Por el contrario, una novela gráfica tiende a cubrir una historia completa. Si los escritores o artistas deciden crear una secuela, esta contendrá igualmente una historia completa con su principio, desarrollo y final.

Algunas novelas gráficas están diseñadas de tal forma que la historia es difícilmente separable en pequeñas piezas. Este formato permite que el escritor tenga total libertad para contar la historia de una forma original y gráfica sin tener que alterar el flujo natural de la historia que en el cómic, por su publicación periódica, está obligado a hacer. Algunas veces salen colecciones de cómics adaptadas para ser publicadas en forma de novela gráfica combinando diferentes entregas del cómic para crear una experiencia de lectura continuada, aunque normalmente se mantiene una división clara entre cada parte.

En ocasiones se pueden encontrar tiradas de cómics publicadas en formato de libro. Esto puede confundir a la hora de diferenciar novela gráfica y cómic, pero en este caso ha de tenerse claro que era una colección de cómics encuadernada en un formato diferente al habitual.

2

Formato y longitud

Si tenemos en cuenta la exahustividad de la historia del punto anterior, es fácil deducir que la longitud de un cómic y una novela gráfica será diferente. Por regla general un cómic cuenta con 20 – 30 páginas y la mayoría se pueden leer en poco tiempo, de 10 a 30 minutos, lo que los hace ideales para disfrutar en corto períodos de tiempo libre. Las novelas gráficas pueden ser mucho más largas. Aunque en un principio no hay límite en la longitud, normalmente se pueden leer de una sentada.

Los cómics, como se ha mencionado anteriormente y como seguro que ya sabes, son publicaciones periódicas y se imprimen normalmente en papel estilo revista unido con grapas y pegamento. Las novelas gráficas suelen venir impresas en formato libro con tapas duras o tapas blandas pero más gruesas y de mayor calidad que los cómics, más como los libros tradicionales.

3

Presencia de anuncios publicitarios

Aunque no siempre, es frecuente encontrar anuncios publicitarios en los cómics. Muchos de estos anuncios están diseñados para captar la atención del lector sobre otras publicaciones de la propia editorial. Otros anuncios pueden ser de terceros. Las novelas gráficas no suelen incluir anuncios publicitarios o son mínimos; como resultado las novelas gráficas suelen más caras.

Publicidad
4

Puntos de venta

La mayoría de cómics se venden directamente en tiendas especializadas y quioscos, solo unos pocos son distribuidos a través de librerías. Las novelas gráficas están disponibles en tiendas de libros tradicionales y también frecuentemente en bibliotecas.

5

Edad del público objetivo

Las novelas gráficas desde sus inicios han estado enfocadas a lectores adultos, principalmente por la temática de las historias y su enfoque. Por ejemplo, las obras Sin City y 300, ambas de Frank Miller, uno de los novelistas gráficos más reconocidos, tienen referencias claras y frecuentes a violencia y sexo, temas definitivamente no aptos para niños y con ilustraciones muy explícitas (aunque las adaptaciones cinematográficas de ambas obras fueron bastante más suaves).

Los cómics estuvieron destinados durante un tiempo mayoritariamente a un público infantil aunque en la actualidad esta característica ha desparecido y el cómic tiene un público amplio de todas las edades, muchos adultos disfrutan como niños con historias de una lucha entre el bien y el mal o un romance en el instituto. Los cómics especialmente diseñados para niños pueden ser una gran herramienta para aprender a leer para los más pequeños al combinar textos simples con ilustraciones que describen lo que se está leyendo.

Y también existen cómics especialmente dirigidos a adultos, por ejemplo el manga, un estilo de cómic típico de Japón, se sumerge frecuentemente en temas para adultos. Las novelas gráficas dirigidas a un público infantil son mucho menos frecuentes.

6

Números identificativos

Las novelas gráficas, como cualquier otra novela o libro, recibe un número de identificación ISBN (International Standard Book Number). El ISBN es un número de 13 dígitos único para cada libro y que permite su identificación a nivel internacional. Los cómics no cuentan con un ISBN sino con un ISSN (International Standard Serial Number), un número identificativo de 8 dígitos utilizado sólo en publicaciones periódicas.

7

Coste y aceptación

Los cómics son muy populares pero suelen ser considerados como una forma “menor” de arte. Esta consideración puede deberse a la relación habitual entre cómic y público infantil que trata de temas simples. Las novelas gráficas suelen ser más aceptadas como obras literarias, algunas de ellas en la lista de best sellers compitiendo con novelas al más puro estilo tradicional. En este aspecto muchos creadores de cómics argumentan que la distinción entre ambos formatos tiende a obedecer a criterios puramente de marketing dirigidos a que las editoriales puedan vender un producto más caro.

A pesar de esta visión común del cómic, algunas de estas historietas han tenido un éxito internacional descomunal hasta el punto de haber influido enormemente en la cultura de varias generaciones en varios países. Frases, personajes y objetos de cómics como Spiderman, Batman, Mortadelo y Filemón, Tintin o Mafalda son solo algunos ejemplos de cómics que han traspasado el papel hasta llegar a la música, la televisión, los juguetes y el cine. En la actualidad el cómic Manga se lleva la palma en lo que a éxito e influencia internacional se refiere. Se puede decir que el cómic tiene un menor coste pero una mayor aceptación en la sociedad.

En el mundo del coleccionismo de cómics se pueden encontrar con ejemplares que cuestan miles de euros y hay quién llega a utilizarlos como medio de inversión. En el mundo de las novelas gráficas también hay coleccionistas pero su movimiento no llega a la misma intensidad que el coleccionismo de cómics.

Referencias

  1. Barrero, Manuel (2000). La novela gráfica. Perversión genérica de una etiqueta editorial
  2. García, Luis (coord.) (2000), Del cómic a la novela gráfica
  3. (en inglés) Couch, Chris. The Publication and Formats of Comics, Graphic Novels, and Tankobon. Image & Narrative #1 (Dec. 2000)
  4. García, Santiago (2010). La novela gráfica. Astiberri Ediciones.

Publicidad
  • Andrés Piñeiro Coen

    Wao que buen artículo muy atinado y completo gracias!

  • willyrex

    Oztiah me dezuskribo i le doi dislaik

  • Mateo

    Muy buen articulo.

    Aunque como siempre pasa en estas cosas, en realidad no hay reglas muy claras y es que todo lo van haciendo de forma improvisada.

    Lo que si pude notar es que las historietas (o cómics) necesitan lectores fieles que las compren cada semana y no a todos les interesa hacer esas compras, entonces con la “nóvela gráfica” lo que hacen es juntar una cierta cantidad de historietas sueltas y venderlas a lectores ocasionales de una sola vez. De esta forma pueden llegar a una mayor variedad de clientes en diferentes formatos.

    Ahora está de moda estos libros de Marvel y DC con “los origenes” o “las mejores epocas” de ciertas historias y personajes. Son libros tapa dura que contienen las historietas clásicas, por lo general incluyen sólo los números más relevantes, resumiendo y dejando “solo lo mejor” para el lector nuevo o coleccionista.

    Yo pienso que no hay una verdadera diferencia, es sólo una nueva forma de referirse a lo mismo de siempre (la historieta). Quizá sea un intento por darle más relevancia, ya que siempre se ha tenido a la historieta como “algo para niños” o “para pasar el rato” o “para frikis” sin embargo es sólo otra forma de contar una historia y/o hacer arte.

  • Isabel Hermosillo

    ¡Hola!
    ¿Alguien sabe de alguna bibliografía interesante sobre el tema?

    • Yo te recomiendo estos títulos (he actualizado el artículo incluyendo estas referencias):

      – Barrero, Manuel (2000). La novela gráfica. Perversión genérica de una etiqueta editorial
      – García, Luis (coord.) (2000), Del cómic a la novela gráfica
      – (en inglés) Couch, Chris. The Publication and Formats of Comics, Graphic Novels, and Tankobon. Image & Narrative #1 (Dec. 2000)
      – García, Santiago (2010). La novela gráfica. Astiberri Ediciones.

  • FerCapi

    Vaya. Alucinando estoy con tantos comentarios negativos al artículo y eso que NO dice cosas muy diferentes al resto de artículos que he leído sore la diferencia (si la hay) entre cómic y novela gráfica. Pero ya lo dice el propio artículo en el primer párrafo: “la distinción entre ambos términos es un tema muy controvertido y para muchos tal distinción no existe realmente, de hecho algunos expertos ven el formato de edición como única diferencia.”

    Yo casi lo tengo claro: novela gráfica es un término nacido con el único propósito de “resaltar” el valor de un cómic principalmente a través del formato de edición. No nos engañemos, tradicionalmente los cómics han sido historietas ilustradas para niños publicadas por entregas dónde la historia global no era lo más relevante, por lo que lo contado en cada entrega no tenía por que seguir el hilo de la entrega anterior. Aunque ahora el término cómic es evidentente mucho más amplio y, para mí, incluye a la novela gráfica, historietas de publicación periódica, manga y otros géneros y estilos.

    A todo esto me queda añadir que en español puede ser aún más polémico y difícil hacer la distinción de la que se habla pues el término cómic está fuertemente asociado al concepto de tebeo, especialmente en España.

  • Paula

    Entonces, ¿los recopilatorios de sagas de cómics son cómics o novelas gráficas (NG)? Porque tienen una historia completa y bien desarrollada, son más extensas, no tienen anuncios, están en librerías y otros puntos de venta no especilizados, tienen mayor coste y mayor aceptación. No sé si tienen ISBN o ISSN, la verdad y supongo que no cambia el público objetivo, pero 5 de 7 no está mal, ¿no?

    Por cierto Sin City salió por entregas en un primer momento aunque ahora se venda en esos tomos tan monos.
    Y el que tú sólo conozcas Battle Royal o mangas porno, no significa que el público objetivo estándar de los mangas sean adultos.
    O eso o One Piece va a resultar ser mucho más interesante de lo que parece en sus portadas.

    Sólo una pregunta más, ¿toda tu argumentación está basada en tu amplia experiencia en el sector, en diversos estudios realizados y/o comparados por ti o en una tarde de cañas entre tus amigos y tú?

    • FerCapi

      Exista o no diferencia entre un cómic y una novela gráfica, un recopilatorio de comics es eso: cómics recopilados todos juntitos. ¿No crees? Aunque le puedes apuntar un punto más y tendrías 6 de 7: estos recopilatorios suelen contar con un ISBN.

  • Alejandro Gadicto

    Me has abierto los ojos, he estado siempre equivocado, gracias hamijo!

  • Citizen Kandor

    La cantidad de inexactitudes, lugares comunes, muestras de desdén snob y fallos de documentación y apreciación (y eso sin contar que ni una sola de las “características” mencionadas responde ni al más mínimo criterio objetivo necesario para responder a una pregunta como la planteada) es tan monumental que uno no puede por menos que aplaudir. BRAVO.

    • Tomy-DlLl

      Esto es un poco de educacion general para los que son nuevos aprendiendo esto, ademas esta muy bueno para empezar a tener idea del tema, lo que vos pedis es enfocarte mas en el tema.

  • Nacho MG

    Ni caso a los criticones. Este artículo es perfecto. GRACIAS

  • SarnaGO

    Es increíble que hayas llenado tantos párrafos sin tener ni puta idea (con todos los respetos artísticos y literarios) de lo que estabas hablando. ¿Eres periodista deportivo?

  • Xavier Àgueda

    Si las narices son grandes o no salen narices es un cómic, si las narices son de tamaño medio es una novela gráfica.

  • Scott Mc

    De donde te has sacado esto, ¿de la manga? Ahora solo te falta hacer unos dibujos y ya tienes tu propia novela gráfica.