Publicidad

Los puertos serie y paralelo son un ejemplo de tecnología que una vez fue vanguardia pues fueron la forma de conexión para transferencia de datos más utilizada. En la actualidad ambos han sido desbancados por los puertos USB, como los micro USB, la comunicación mediante WiFi o las conexiones ethernet. Muy pocos dispositivos fabricados hoy en día incluyen un puerto serie o paralelo. En ordenadores antiguos que sólo disponen de puertos serie y paralelo es necesario el uso de adaptadores para poder utilizar la mayoría de periféricos modernos que no cuentan con este tipo de conexiones.

La principal diferencia entre un puerto serie y un puerto paralelo es la forma en la que se puede transferir la información. Supongamos un disco duro conectado al ordenador. El puerto serie puede transferir información hacia y desde el disco duro mientras que un puerto paralelo, en general, puede transmitir información sólo desde el disco duro. Es decir, el puerto serie permite comunicación bidireccional y el puerto paralelo sólo comunicación de salida.

Puertos paralelos

El puerto paralelo es más antiguo que el puerto serie siendo utilizado por primera vez en 1970 en la impresora Centronics Model 101. El puerto paralelo permite la transmisión de datos en un sólo sentido desde una fuente a un dispositivo secundario, por ejemplo, desde un ordenador a una impresora. El puerto paralelo era llamado muchas veces como puerto de impresora al ser está función la más común desde que se comenzó a utilizarse. Algunos dispositivos, como los primeros modems externos o dispositivos de almacenamiento externo antiguos, también utilizaban el puerto paralelo para su conexión al ordenador.

Los puertos paralelos generalmente tienen un conector de 25 pins, cada uno con una función diferente. Transfieren 1 byte (8 bits) a la vez en una sola dirección. Existe otro tipo de puerto paralelo que permite comunicación en dos direcciones, el puerto IDE (o Paralell ATA, abreviado PATA) utilizado para la conexión de discos duros, lectoras/grabadoras ópticas (CD/DVD/Blu-Ray), etc.

Publicidad

Puertos serie

El puerto de serie permite la transferencia de datos en dos direcciones, a diferencia del puerto paralelo que sólo permitía la comunicación de salida. El puerto serie también es llamado puerto de comunicación o puerto bidireccional. Esta comunicación de dos direcciones permite conectar estaciones de trabajo a terminales y dispositivos periféricos de un amplio espectro, como discos duros externos o smartphones.

Los puertos paralelos pueden transferir varios bits a la vez (un byte = 8 bits) mientras que los puertos serie transfieren los datos bit a bit en cada dirección (pueden enviar y recibir a la vez). Por ello los puertos serie son considerados más lentos que los puertos paralelo.

Los puertos serie pueden estar construidos con conectores de 25 pins pero, por lo general, no se utilizan todos los pins regularmente. En un principio los puertos serie de 9 pins fueron los más comunes por creerse más compactos, efectivos y con menor coste.

Galería

Publicidad