Publicidad

Existen tres estándares que utilizan actualmente la mayoría de servicios de correo electrónico (email). Estos son el SMTP, el POP3 y el IMAP. El estándar SMTP son las siglas de Simple Mail Transfer Protocol (Protocolo Simple de Transferencia de Correo). POP es el acrónimo de Post Office Protocol (Protocolo de Oficina Postal). Aunque pueda sonar algo confuso, POP es el protocolo de almacenamiento de email mientras que SMTP es el protocolo de envío y recepción. POP3 es la tercera versión desarrollada del estándar POP. IMAP (Internet Message Access Protocol) es otro protocolo de almacenamiento más moderno que POP3 y con más posibilidades.

Si hacemos una analogía con el correo postal, el protocolo SMTP sería el análogo al cartero o a los servicios de transporte de cartas. El o ella entrega y recoge el correo para transferirlo a otra localización. El protocolo POP3 y el protocolo IMAP serían como el buzón de correos de tu casa o un apartado postal. Es el sitio dónde el correo es enviado y dónde permanece hasta que el receptor está listo para leerlo. El correo saliente también puede ser puesto en el buzón de correo, es decir, los protocolos POP3 e IMAP también se utilizan para almacenar el correo enviado.

SMTP: el transporte de emails

La inmensa mayoría de emails que viajan por internet lo hacen utilizando el estándar SMTP, un protocolo de transferencia. Aunque fue inventado a principios de la década de 1980, se considera un protocolo muy fiable, principal motivo por el que sigue siendo el más utilizado de forma casi universal. La mayoría de correos electrónicos enviados utilizando SMTP llegan rápido al receptor sin problemas.

No obstante, SMTP presenta algunos inconvenientes ante eventos que no se tuvieron en cuenta cuándo se inventó, principalmente por ser problemas que no existían entonces y que no fueron anticipados. Por ejemplo, el protocolo SMTP no tiene forma de verificar si el remitente de un email es realmente quien dice ser. Si volvemos la vista a los años 1980, cuándo internet era utilizado por un selecto grupo de personas, principalmente en organismos gubernamentales y centros de docencia e investigación, esto no era un gran problema.

Publicidad

A partir de los años 1990 la incapacidad de verificación del remitente comenzó a ser un problema importante y lo que ha permitido el continuo incremento del SPAM y otros usos malintencionados del email, como la transferencia de virus o el email spoofing (suplantación de identidad). Por ejemplo, un programa puede buscar en el buzón de email y enviar un virus como archivo adjunto a toda la lista de contactos de una persona en nombre de esa persona en la que los receptores confían. Se han realizado avances para mejorar la seguridad del estándar SMTP pero está aún muy lejos de ser verdaderamente seguro.

POP3 e IMAP: el almacenamiento y organización

El estándar POP es el protocolo utilizado para el almacenamiento y organización de los correos electrónicos. Se diseñó en 1984 con la idea de permitir a los usuarios tener acceso a un servidor de correo, recibir los mensajes y almacenarlos en una carpeta local del ordenador propio y poder desconectarse de internet para leer y escribir mensajes. La capacidad de estar offline para leer o escribir era realmente útil cuándo permanecer conectado a internet era caro y se pagaba por minutos de conexión. Actualmente la mayoría de servidores de correo utilizan POP3, la tercera versión del estándar POP que fue desarrollada en 1988, o el estándar IMAP.

El protocolo IMAP es más moderno y ofrece más posibilidades que POP3. Por ejemplo, permite administrar varias bandejas de entrada, varios accesos a la vez o múltiples criterios de organización. Si deseas información detallada sobre cada protocolo puedes consultar los documentos RFC 821.

Publicidad
  • Israel Portugal

    interesante graciass

  • Sergio Urraca

    Gran entrada, me has ayudado mucho a documentarme para escribir un breve resumen sobre el mismo tema, un saludo!